Coleta morada

Después de la trepidante danza guerrera de Miquel Iceta al ritmo de Queen ante el asombro de Pedro Sánchez y los asistentes en un mitin del PSC, el líder de Convergencia Artur Mas ha querido también dar la nota y, con poca gracia y cierta ordinariez, ha pedido a sus seguidores que les hagan una ‘butifarra’, un corte de mangas, al PP, Podemos y PSC. Además se dedicó a hacer lo que en España se llama ‘el indio’ –de las películas del oeste salvaje de los EE.UU.-, mofándose del idioma español.

Pero la cosa no ha quedado ahí porque Pablo Iglesias se ha colocado las plumas y ha desenterrado su hacha de guerra, sumándose al festejo de la tribu electoral catalana y ha pronunciado en Barcelona un mitin ‘en indio’ -sin preposiciones ni artículos- con la música de Cuervo Ingenuo de Javier Krahe, y ante las carcajadas de los presentes ante los que se presentó como el gran jefe indio ‘Coleta Morada’ y, a partir de ahí, no dejó títere con cabeza o con cabellera.

Para decir Iglesias algunas cosas como esta: ‘coleta morada no entender pequeño Pujol (Mas) fumar puro con gran jefe plasma’ (Rajoy) . O ‘Coleta Morada no entender pequeño Pujol votar reforma laboral’, o ¡Coleta Morada no entender pequeño Pujol solo hablar de bandera y no barracones’.

Las carcajadas aumentaron cuando Iglesias se lanzó en tromba en contra de Albert Rivera y Ciudadanos que se han convertido en sus más aguerridos adversarios electorales en el bando no secesionista. Dice Iglesias de Rivera: ‘pájaro naranja Rivera, ser gaviota azul’. Y a Pedro Sánchez le ha afeado la bandera española que puso en un mitin diciendo: ‘Coleta Morada tampoco entender gran bandera Sánchez’, etcétera.

Menos mal, pero que se ande con ojo el Coleta Morada, que prometió ganar las elecciones catalanas o convertirse en la alternativa a la lista de Juntos por el sí de Mas y Junqueras, porque las últimas encuestas no confirman su pretensión. Más bien anuncian que el ‘pájaro naranja’ Rivera ocupará el segundo lugar con 20 ó más escaños; y que la lista ‘Catalunya si es pot’ de Podemos e ICV no pasa de 14 escaños, lo que significaría que solo habrían mejorado en un escaño con respecto a los comicios de 2012 donde ICV obtuvo en solitario 13 diputados. Y si eso ocurre así a Coleta Morada le podrían cortar su florida cabellera, algún indio de su competencia electoral.

Menos mal que en medio de los cataclismo que el bando españolista anuncia para el independentismo catalán, y de las burdas mentiras de los secesionistas, aparece algo de humor porque el ambiente electoral en Cataluña se estaba enrareciendo demasiado y alcanzando muy altas cotas de tensión.

Y menos mal que solo quedan tres días de campaña electoral y cuatro para la jornada de votación, a ver si de una vez por todas se levanta el telón y podemos ver esa tan esperada película sobre el lejano y salvaje Oeste catalán. Lo que no sabemos es quien estará en el papel de Custer y quien en el de Sitting Bull.