Wert a París, una golfería política

Lo menos que se puede decir del nombramiento del ex ministro de Educación Ignacio Wert como embajador de España ante la OCDE es que estamos ante una golfería política de tamaño descomunal. Una infamia perpetrada por Rajoy, ocultada a los medios por Soraya Sáenz de Santamaría y planificada por el propio Wert. El que se marcha del Gobierno a su nidito de amor en Paris después que él colocara en la OCDE de Paris a su entonces novia y a la vez Secretaria de Estado de Educación, en el ministerio de donde ambos salieron huyendo dejando tras de si un monumental problema en España, las Universidades y las Comunidades Autónomas.

Si, ya sabemos que todo esto es legal, pero huele que apesta en un país con casi el 25% de parados y constituye un hecho lamentable que por su notoriedad ofrece un ejemplo pésimo de las maneras de Rajoy y del Gobierno del PP.

O sea, Wert se lía con la Gomendio en el Ministerio -a estas alturas y vistos sus modales no vamos a hablar de amor- y desde allí la enchufa en la OCDE en París. Entonces ella abandona la Secretaría de Estado y monta su nido de amor en la capital francesa y, cuando todo está listo, Wert abandona el Gobierno, organiza la boda -el PP es un partido muy católico y no permitiría que ambos vivieran en París sin estar casados- y el presidente Rajoy le ofrece a su ex ministro como regalo nupcial la embajada de España ante la OCDE.

Y luego le preguntan a Rajoy por los escándalos que aparecen sobre el caso de la Púnicas y dice que eso no se debería repetir y que ya forma parte del pasado. Solo le faltó a Rajoy encender un puro en plena rueda de prensa de la Moncloa y lanzar bocanadas de humo a los periodistas de la primera fila. Es decir al presidente lo de la decencia le importa un pimiento. Él se cree imprescindible para ‘la estabilidad de España’ y electoralmente imbatible, y no necesita a nadie para pactar y por ello le llama a Pedro Sánchez ‘el maletero de Pablo Iglesias’, y a Albert Rivera ‘la pompa de jabón’.

Y como los ciudadanos que sufren, los escándalos y la ejemplaridad –SMS: ‘Luis se fuerte te llamo luego’- a Rajoy le importan un pimiento pues se ríe de toda España y coloca a Wert y a su novia en París con un buen sueldo del Estado y a vivir que son dos días.

Pero esto no va a quedar así. Porque la primera decisión del nuevo de España que va a salir de las próximas elecciones generales será la del cese de Ignacio Wert como embajador de España en la OCDE. Luego vendrán lo de la ‘ley mordaza’, la reforma de la ley de Educación (de Wert y Gomendio) y lo que se quiera. Pero para empezar este cese de Wert y al mismo tiempo la creación en el Parlamento de una comisión de investigación sobre toda la corrupción.