Nadal ganara 'la décima'

rafa_marcello

Rafael Nadal, es el rey absoluto de Roland Garros y puede que nadie logre igualar sus nueve victorias en la pista central de París, a donde regresará para lograr ‘la décima’ una vez que se recupere de las heridas de sus continuadas lesiones que han coincidido con el nuevo e implacable reinado de Novak Djokovic, que tiene pendiente su ansiada victoria sobre la tierra de Francia.

Ayer Nadal salió derrotado en los cuartos de final tras sufrir en Madrid y en Roma, sus torneos previos a la gran cita de Roland Garros. Pero su esfuerzo y deportividad volvieron a ser motivo de admiración de todos porque Rafa es, además de un deportista excepcional, una persona extraordinaria, lo que le ha convertido en los últimos años en el primer embajador de España. Este país que deambula como un zombi entre escándalos de la corrupción y serios problemas sociales y familiares que emanan de esta inagotable crisis de la economía y las instituciones.

Los años, además, pesan, y se aleja en el tiempo el ciclo de los triunfos de España en muchos deportes, el fútbol, la Fórmula-1, las motos, el tenis, el ciclismo y el baloncesto, deporte éste último donde los hermanos Gasol, Pau y Marc, acaban de recibir el premio Princesa de Asturias por su labor y asombrosos triunfos en la NBA y en los torneos internacionales. Contador ha vuelto a ganar el Giro, pero todavía está lejos de su mejor momento en La Vuelta y el Tour.

En realidad se nos ha juntado un poco de todo, la crisis económica, moral e institucional de España por un lado y el declive del deporte, que era una de las válvulas de escape del desánimo nacional. Pero, de la misma manera que en la política hay relevos generacionales, éstos también llegarán en el deporte de la mano de nuevos deportistas que tomarán el relevo de los que se van.

Que no son todos, porque Lorenzo y Márquez siguen cabalgando con éxito las motos GP, Alonso permanece a la espera de un buen coche, el fútbol español -del que ahora se retira otros de los grandes, Xavi- tendrá que reencontrarse en un tiempo nuevo. Sergio García no acaba de ganar en ‘los grandes’ del circuito mundial de golf, los Gasol están ahí y Rafa Nadal es aún muy joven para pensar en una retirada como lo demuestra un ‘as’ del tenis mundial, su amigo Roger Federer.

Rafa regresará a París, ya lo ha dicho, y volverá a ganar por décima vez la Copa de los Mosqueteros para que nadie pueda, nunca más, igualar esa cima donde ya está muy alto y en la historia del gran torneo de París. Ayer se despidió de la tierra gala con una amarga derrota pero con la certeza de regresar. Los españoles lo saben, le respetan y lo admiran y están seguros de que Rafa volverá a competir y a triunfar. Puede que el año que viene, porque su tesón y su fuerza mental son sus mejores armas a pesar de sus lesiones que alguna vez van a terminar.

Sobre el autor de esta publicación