Tania imputada

tania_recortada

Siempre se ha dicho que "detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer". Y ése parecía el caso de Pablo Iglesias al menos hasta que él y su compañera Tania decidieron separarse de mutuo acuerdo hace poco, por lo que no se descarta que en esa ruptura hubiera mediado el posible riesgo de la imputación de Tania Sánchez en presuntos casos de corrupción de Rivas Vaciamadrid tal y como acaba de ocurrir.

Sin duda una pésima noticia para ella, que pretendía ser una candidata de Podemos al Congreso de los Diputados en las elecciones generales de noviembre, y otra mala noticia para IU, donde ella fustigó a los líderes de Madrid por su responsabilidad política e indirecta en el caso de las ‘tarjetas black’ de Bankia.

Una noticia que tendrá especial repercusión mediática porque Tania era y es una notoria tertuliana de los programas de debate político en La Sexta TV y La Cuatro, cadenas televisivas que la contrataron para sus tertulias antes y después de ser candidata oficial de IU a la Comunidad de Madrid, cargo que ella abandonó porque IU se negaba a un pacto electoral para su integración en Podemos.

Naturalmente la imputación de Tania por los presuntos delitos de tráfico de influencias, prevaricación y malversación de fondos públicos está al inicio del proceso, puede ser recurrida y todavía está lejos de llegar a juicio. Pero los datos flagrantes que se conocen de su participación en las concesión de fondos públicos a la empresa de su hermano son suficientemente evidentes como para adivinar la gravedad de la situación procesal de Tania Sánchez y de su familia en este caso.

El que sin duda será utilizado por los adversarios políticos de Podemos, partido desde donde no se cesa de denunciar la corrupción de ‘la casta’ del PSOE y del PP, imponiendo líneas rojas sobre corrupción en los pactos de gobernabilidad. Y es verdad que Tania, que se sepa, no está en Podemos y que a ella le asiste, como a cualquier otro, la presunción de inocencia. La que Podemos no había querido aplicar a Manuel Chaves ante el proceso de investidura de Susana Díaz en Andalucía por su presunta relación con los escándalos de los ERE de la Junta andaluza.

Decía Larra aquello de ‘donde las dan las toman’, y en el refranero español se afirma que ‘en todas partes cuecen habas’. Pues mire usted por dónde, la que hasta hace muy poco era la musa y compañera de Pablo Iglesias ahora está imputada por corrupción.

Sobre el autor de esta publicación