Aznar, el regreso del Capitán Trueno del PP

Lo ha escenificado a la perfección en este diario su Enfoque Rober: Aznar en el papel del intrépido y aguerrido Capitán Trueno del PP porque el hoy Presidente de Honor del partido y de FAES ha tronado allí donde acudió a dar mítines en apoyos de los candidatos del PP. Y no se ha cortado un pelo a la hora de criticar a los partidos de la oposición pero también a Esperanza Aguirre, por su mal trato a Ana Botella, o incluso a Rajoy recordándole los errores de su mandato.

¿Quiere decir esto que Aznar está dispuesto a regresar al primer plano de la actualidad si el PP se lleva un gran batacazo el día 24? No precisamente, pero él ya dijo una vez –en su famosa entrevista en Antena 3 TV- que tiene compromisos firmes con España y con el PP y que llegado el caso tomaría las decisiones pertinentes para asumir las responsabilidades oportunas.

Pero hay mucho más. En esta gira electoral de Aznar el expresidente del Gobierno le ha tomado la temperatura a las bases del PP que lo recibieron como a un héroe con mucho más entusiasmo que a Rajoy. Y ello seguro que le ha impresionado al propio Aznar y será motivo de sus reflexiones. Las que seguramente van a estar condicionadas por los resultados del 24-M. Y el estado de ánimo que esos resultados, si son malos, creará en el seno del PP.

Hay que esperar solo cuatro días para que se levante el telón del drama político nacional que ahora celebra su primer acto. El segundo serán las elecciones catalanas del 27-S y el tercero las generales de finales de año. Pero si las encuestas aciertan a pesar de los indecisos y el PP sale mal parado en esta primera prueba, no conviene descartar nada ni a nadie y menos aún a José María Aznar.

Para empezar tampoco habría que descartar un Congreso extraordinario del partido si Rajoy sufre un severo varapalo en las urnas, a pesar del discurso de la recuperación económica del país. O será el propio Rajoy quien en vez de asumir él la responsabilidad del fracaso opte por tomar medidas en el seno del partido y del gobierno poniendo a Alberto Núñez Feijóo al frente de la secretaría general del PP, nombrando un vicepresidente primero y más político en su Gobierno y probablemente dos gestoras del partido en Valencia y en Madrid.

Y todo ello y a pesar de que Rajoy no es nada favorable a los cambios en momentos de tribulaciones. Pero esta vez si el PP tiene un mal resultado y él no toma decisiones entonces Rajoy quedará expuesto al ‘fuego amigo’, y en ese momento los ojos de las bases y de los barones regionales del PP se orientarán implorantes al regreso del Capitán Trueno, el mismísimo José María Aznar.

El que en la Convención de enero del PP en Madrid pregunto aquello de: ¿dónde está el PP? Pues bien ahora sus compañeros podrían preguntarle a él si las cosas se ponen mal: ¿dónde está Aznar? Pues diríase que Aznar está expectante y preocupado porque, desde su óptica política, se están cumpliendo los presagios que temía y a los que aludió en su entrevista de Antena 3 TV: la crisis de España, y la crisis del PP.