El PP invade TVE

rajoy_rne

Los nervios electorales de Moncloa han desatado la locura en RTVE en pos de su sumisión total al Partido Popular con la permanente invasión de sus programas por el presidente Rajoy, sus ministros y los dirigentes del PP. En solo tres días, véase lo ocurrido: primero fue el propio Rajoy (el lunes) con una auto entrevista en RNE difundida en directo por los canales de TVE. El martes la Junta Directiva Nacional del PP a todo trapo en directo y en los telediarios a granel sin la menor crítica, ni contar la verdad de lo que allí ha ocurrido. Luego desayuno con Cifuentes y a sus pies. Y ayer por la mañana Rajoy con las agricultoras y por la tarde, en el estreno de la campaña de Cospedal en la Mancha, otra vez Rajoy. Como guinda y por la noche el ministro de Economía Luis de Guindos en 24H. Y todo esto en tan solo tres días. Y ¿qué han dicho de las denuncias de Núñez Feijoo del grave error del PP en su modelo de financiación? Pues nada o casi nada, por orden de la autoridad.

Es decir una vergüenza nacional y una manipulación hasta niveles nunca vistos en RTVE, de la larga mano de José Antonio Sánchez, que ha regresado al Ente público precisamente para hacer este trabajo sucio, porque el PP ya se hundió en Andalucía y ahora hay que ayudarle a pasar las elecciones del 24 de mayo.

La larga mano de Moncloa en los grandes medios audiovisuales empieza a ser escandalosa, aunque hay protagonistas del PP y tertulianos camorristas que cuanto más salen peor para el PP. Pero ya hemos visto cómo Vasile, el jefe de Mediaset, ha entregado en la Moncloa ‘la cuchara’ de Cuatro a cambio de bonitas promesas en TDT (imaginamos) mientras no cesan las presiones sobre el Grupo Planeta para dominar a los rebeldes de La Sexta, aunque Ferreras, Pastor, Buenafuente y Évole se confabulen en un frente de resistencia, que veremos lo que dura una vez que el pánico manda en el PP
.
Además, como el argumento oficial del descalabro electoral del PP es el de que sus problemas vienen de fallos en la política de comunicación, entre otras cosas por la batalla campal que mantienen a diario Sáenz de Santamaría y Cospedal, pues los amos monclovitas del pastel audiovisual han decidido que, de perdidos al río y venga televisión a granel y marginación constante de la oposición que apenas sale en RTVE y cuando aparecen suele ser para presentar sus problemas internos, frente a la presunta cohesión del PP, que no existe porque están a palos entre ellos.

Y ¿qué hace la Oposición que no denuncia semejantes prácticas? Pues Pedro Sánchez sigue en Belén, o en la ONU, de paseo y con los pastores, los de IU bastante tienen con sus líos internos y los de UPyD pues más de lo mismo. Y a los de Podemos y Ciudadanos o les sacan solo cuando hay algún problema que les afecte o se les excluye con el argumento indecente de que no tienen representación parlamentaria, aunque formen parte de la actualidad y de la realidad política nacional.

Y luego se quejan en el PP de la desafección ciudadana con este recorte más que flagrante de libertades, ley mordaza e involución democrática. Si a ello añadimos que esa RTVE da con sordina los escándalos de corrupción del PP y se ponen en valor los contrarios, veremos que esta situación es lamentable. Y conviene avisar, porque a medida de que se acerquen las elecciones autonómicas y municipales de mayo la manipulación aumentará.

Pues a ver ¿qué hacen los lideres de la oposición nacional Sánchez, Rivera, Díez, Garzón e Iglesias frente a tamaño despropósito? Pues para empezar denunciarlo ante el Parlamento y para seguir presentarse en los platós de RTVE exigiendo un comportamiento democrático a ver si se enteran bien los ciudadanos de lo que está ocurriendo en los medios públicos además de en los privados. Muchos ya lo saben y ya lo ven, pero otros todavía no se han percatado del escándalo y conviene que lo empiecen a saber.

Sobre el autor de esta publicación