Rajoy, un tigre, anuncia hoy bombazo en RTVE

rajoy33_recortada

No sabemos si ha visto a los linces en Doñana, pero sí parece que Mariano Rajoy en sus vacaciones andaluzas ha comido tigre. Ayer mismo nada más llegar a Moncloa y después de una intensa jornada telefónica triangular con Arenas y Soraya, el presidente convocó a Carmen Martínez Castro y dijo: "que me hagan una entrevista mañana lunes a primera hora en RNE y que se transmita en directo TVE y el Canal 24 Horas, porque me voy a soltar el pelo y más de uno, o de una, me van a oír". ¿Anunciará Rajoy la llegada de Feijoo a la dirección nacional del PP?

No hace muchas semanas que Rajoy concedió una entrevista -de esas en las que nunca dice nada, salvo propaganda de sí mismo- a Carlos Herrera y ahora pide paso y vuelve a reaparecer en RTVE y sin previo aviso. Y todo por causa de la bronca organizada por Cospedal en el PP contra Arenas, Soraya y el soldado Bonilla a los que acusa de ser responsables del fracaso electoral del PP en Andalucía -‘los perdedores' les llama- y de urdir una ‘conspiración’ contra ella que es la que, de verdad, sabe de política y no como otros, según lo afirma en su comunicado manchego.

Y este lío y el rumor de la llegada de Núñez Feijóo a la secretaría general del PP explica la urgente convocatoria de los micrófonos de la RTVE, para que desde allí don Mariano ponga un poco orden en su partido y le haga las oportunas advertencias a los unos y los otros no vaya a ser que el martes en la Junta Directiva Nacional se arme la de San Quintín.

La cosa está tan mal en el PP que Rajoy, en vez de coger el toro por el rabo como en él es habitual, mientras hace el Don Tancredo vestido de blanco y subido en un cajón, esta vez ha decidido coger al morlaco por los cuernos al estilo de los ‘forçados’ portugueses y veremos si sale bien de la porfía o si se lleva un revolcón.

La cosa es muy sencilla: convoca Rajoy a la Junta Directiva Nacional para insuflar ánimos y valor a los mandos de su partido de cara a las elecciones del 24 de mayo, y cuando faltaban dos días para celebrar el festejo se sale de madre Cospedal y en compañía de su mucama y mayordomo (Riolobos y Conde) denuncia una conspiración interna en el PP contra Rajoy y contra ella misma para hundir al partido, y culpa de este ‘golpe de Estado’ interno a Arenas, Soraya y Bonilla, según se deduce de un feroz comunicado en el que no se dan nombres pero sí descripciones, dirección, número de móvil, twitter y Facebook de los conspiradores encartados en la maniobra para que todos sepan quiénes son.

Y ¿qué va a decir Mariano después de lo ocurrido y de la encuesta de El Mundo que anuncia que el PP puede perder el Ayuntamiento y Comunidad de Madrid, a nada que se les enfade el ‘zascandil’ de Naranjito, es decir el catalán Albert Rivera? Pues no lo sabemos pero solo tiene dos salidas: o le pone ruedas a Cospedal y nombra a Feijóo para la secretaría general; o se dedica a templar gaitas gallegas, diciendo que no ha pasado nada y pelillos a la mar, lo que parece poca cosa a la vista del tsunami electoral que se les acerca a gran velocidad.

En todo caso los 600 altos cargos del PP de la Junta Nacional estaban de los nervios con la convocatoria porque creían que iban a asistir en vivo y en directo a un espectáculo propio del circo de Roma, que podría acabar como el rosario de la aurora, a farolazos. Pero ahora, tras el anuncio de entrevista (o más bien auto entrevista, anoche imaginamos que M. Castro negociaba las preguntas en Moncloa), los 600 dirigentes del PP tendrán que madrugar para oír y ver a su líder supremo y esforzado general, don Mariano Rajoy Brey, presidente del Gobierno de España y presidente del Partido Popular, ante los micrófonos ‘aguerridos’ de RNE, que darán paso a la autorizada voz del presidente tras escuchar los compases del himno nacional.

Sobre el autor de esta publicación