La 'mala suerte' de Del Bosque

delbosque

Va a resultar que en España el único que ha dimitido –o abdicado- en los últimos años y a pesar de todos los pesares, que son muchos, ha sido el rey Don Juan Carlos I. Y esa resistencia a marcharse y a renovarse ocurre en la política, grandes empresas y toda clase de organizaciones y ahí incluido el deporte rey, el fútbol, donde su presidente, Ángel María Villar, lleva ya 25 años al frente de la Federación. Y ahí sigue el hombre tan pancho y viendo cómo la selección campeona del mundo en Sudáfrica y de Europa en Kiev entra en declive y está necesitada de una profunda renovación.

Tampoco se quiere marchar Vicente del Bosque a pesar de que su tiempo, lleno de gloria y triunfos en cadena, una Eurocopa y un Mundial, pasó y debió de quedar atrás antes del Mundial de Brasil, donde 'la Roja' sufrió un severo castigo y humillación ante Holanda, los mismos que fueron derrotados por España en la final mundialista de Johannesburgo. Y los que ahora en partido amistoso han vuelto a vencer a la selección española, que está en camino de renovación y que no acaba de encajar los nuevos fichajes con las estrellas del Mundial.

Del Bosque debió marcharse con su doble corona en plena gloria y corre el riesgo de ir desgastando, poco a poco, su enorme patrimonio deportivo –al que hay que sumar sus éxitos en el Real Madrid-, si se empeña en seguir y no llega a la final de su tercera Eurocopa. Pero los españoles son así, no se dan por vencidos, no dan pasos atrás y en muchos casos suelen esperar a irse en las peores condiciones posibles, lo que resulta penoso para quien ha tocado el cielo mas alto de la competición mundial.

El partido amistoso entre Holanda y España fue meritorio para el ataque español a remolque de dos sorprendentes goles holandeses, logrados en el primer cuarto de hora del encuentro, que los hispanos no lograron superar ni empatar. El cántaro del balón fue una y otra vez a la fuente pero no entró en la red del equipo de los Países Bajos, que se defendió como gato panza arriba y se dio por contento con la victoria sin arriesgar a nada más.

¿Qué pasó? Del Bosque habló de 'mala suerte' en la boca del gol, pero eso no es verdad. No hubo remates certeros ni intencionados, como casi nunca hubo en la Selección españoles tiradores a gol desde fuera del área, cuando el cerrojo adversario bloquea las continuas embestidas de 'la Roja', lo que sería una alternativa para intentar desbordar la barrera enemiga.

Pero sobre todo las estrellas mundialistas juegan bien entre ellas, por mas que muchos de ellos –algunos ya retirados como Xavi y Xabi- ya no son lo que eran y están faltos de compenetración con los nuevos integrantes de la Selección. La que sigue buscando un delantero centro especial –Morata no está mal, pero tampoco es un crack-, que no acaba de aparecer, y algún otro rematador y matador del área, porque lo del tiqui-taca y manejo del balón se les sigue dando bien, pero lo de golear –ni antes ni ahora- nunca fue una habilidad de nuestra Selección (salvo frente a Italia en la Eurocopa). Así se vio en los dos últimos partidos frente a Ucrania y Holanda.

Entonces, ¿qué hacer? Pues todo menos apaños y pedirle a Del Bosque que medite su retirada y la llegada de un nuevo entrenador y a ver si su retirada sirve para llevarse consigo a Villar. Sería bueno para la Selección y para el futbol español en general. Del Bosque debe meditar por más que se vea con ganas y posibilidades de lograr la triple corona europea, lo que parece bastante difícil de conseguir, vistas como van otras selecciones ahora más en forma que la nuestra nacional. Pero ya se sabe eso de 'retirarse a tiempo' solo lo dijo y lo hizo un gran general, Charles De Gaulle, y en la Historia está.

Sobre el autor de esta publicación