Albert Rivera va como un cohete

A Albert Rivera no hay quien lo pare y se está convirtiendo en la alternativa novedosa a Pablo Iglesias hasta el punto de que ya hay analistas de encuestas electorales que no descartan, al día de hoy, que en las elecciones generales de noviembre los dos primeros partidos nacionales sean Podemos y Ciudadanos, mientras PP y PSOE podrían ser tercero y cuarto. Lo de Podemos ya figura en los últimos sondeos publicados, pero lo de Ciudadanos empieza a convertirse en una realidad, un tornado que va, de manera imparable, de menos a más.

Ayer Rivera, acompañado de Manuel Conthe y Luis Garicano, presentó la primera parte de su programa económico, relativa al empleo y a la 'segunda oportunidad' para emprendedores. Y lo hizo en el Circulo de Bellas Artes de Madrid con lleno hasta la bandera y gran expectación de público y medios de comunicación. Sus primeras propuestas económicas son novedosas pero, a la vez, razonables y plausibles, poco que ver con las más utópicas de Podemos, ni con las más bien resignadas del PP o las confusas del PSOE.

Por ahora los técnicos de Ciudadanos han desarrollado la primera parte de su programa, pero no deberían tardar cinco meses en completarlo porque ello da idea de escasez de medios, o ideas, para completar sus objetivos en unos plazos razonables. Y porque las elecciones autonómicas de la primavera también exigen que los programas económicos estén listos para poder ser aplicados a nivel regional.

Es verdad que el salto de Ciudadanos a la política nacional es todavía reciente, pero su ascenso fulgurante en las encuestas electorales les obliga a un esfuerzo suplementario para no perder el ritmo y no decepcionar a esa nueva oleada de seguidores que se acercan a escuchar a un político sin asperezas ni agresividad. "Mis enemigos son el paro y la corrupción", dice Rivera, y añade que en sus primeras medidas económicas se incluyen propuestas urgentes contra las personas y las familias que están en riesgo de exclusión social, o directamente ya incluidos en la marginalidad.

Los olvidados miserables, he ahí el enorme error de las políticas liberales de las austeridades y los ajustes fiscales de Merkel y 'la troika' en Bruselas y de los gobiernos de Zapatero y Rajoy en España, desde el inicio de la crisis. Ahí nació la indignación, el 15-M, Podemos, Ganemos y todos esos nuevos movimientos políticos y sociales que hoy florecen en Europa, como Syriza en Grecia, hoy en el Gobierno de Atenas que sometido está a las presiones de 'la troika' y que veremos cómo acaban, porque nos acercamos a la hora de la verdad.

Rivera es un político joven pero no nuevo. Lidera con Ciudadanos en Cataluña, con gran mérito y valor, el que ya es el tercer partido político catalán, por delante en las encuestas del PSC y del PP. Ahora, a nivel nacional y en los últimos sondeos de El País, La Sexta y La SER los de Ciudadanos figuran como cuarto partido nacional, acercándose poco a poco a la barrera del 15 % de los votos. E incluso algunas encuestas, como la reciente del gobierno de Andalucía, le otorgan la posibilidad de lograr escaños en esta primera cita electoral de los comicios autonómicos andaluces del 22 de marzo.

Lo que, de ser cierto, constituiría un primer paso fundamental que Ciudadanos ampliaría en las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo especialmente en Madrid. Para, luego, dar el salto definitivo en los comicios catalanes del 27 de diciembre que, en ese caso, se convertirán en el trampolín que los lanzará sobre la etapa final de las elecciones generales finales del mes de noviembre, la hora definitiva y crucial.

¿Cuál es la ideología de Ciudadanos? La democracia y el centro con progresismo económico y defensa a ultranza de las libertades públicas en pos de una verdadera reforma democrática que todavía tienen que precisar. Todavía tienen mucho trabajo por delante que han de compaginar con el trepidante ritmo electoral. Pero van quemando etapas y tienen muy claro su objetivo final. 'El cambio sensato', lo llama Rivera en el nuevo libro que acaba de publicar.