Albert Rivera es la alternativa a Pablo Iglesias

Rosario Flores puso de moda la rumba de ‘Marcha, marcha’ del rumbero Ramunet que acaba de morir. Pues esa rumba ampara la convocatoria de ‘la alegría’ que Pablo Iglesias ha convocado en Madrid para este sábado 31 de enero, ahora que se anuncian lluvias y vientos que deslucirán el acto y que van a poner a prueba la capacidad de convocatoria de Podemos en ésta su primera gran cita nacional. La que tiene como meta el kilómetro 0 de la Puerta del Sol de Madrid.

Así se acaba este intenso mes de enero, adornado con la penosa declaración ante una jueza de Barcelona del exhonorable Jordi Pujol, quien, vistas las imágenes del momento, parecía acabado y dando increíbles explicaciones sobre su fortuna familiar. La que ahora dice que es un legado y no una herencia, en lo que a todas luces es una inútil fuga hacia delante del otrora poderoso y bien implacable president. El ahora un presunto delincuente con todas las de perder en el ámbito judicial, como lo ha perdido todo en la política y en respetabilidad.

En enero ha pasado de todo, se han convocado elecciones anticipadas en Cataluña (que ahora están en el alero) y Andalucía que abrirán en marzo el curso electoral. El Rey celebró su primera Pascua Militar y España se estremeció con el crimen terrorista de Charlie Hebdó. El Banco de Santander lanzó ampliación de capital, Jose María Aznar reapareció en la Convención del PP y Bárcenas salió de la cárcel. Y en la escena internacional Syriza ganó las elecciones en Grecia y en Cuba progresa la apertura de Obama, mientras Putin vuelve a las andadas en Ucrania y el Papa Francisco dice que no hay que tener hijos como conejos. Aunque para gazapo la última de Zapatero que, para hundir Pedro Sánchez, se reunió en Secreto con Pablo Iglesias, al que se le ha abierto el frente de Monedero, camino de la marcha sobre Madrid.

¡Marcha, marcha! Los podemistas, que son posibilistas a ultranza con su discurso obamista de ‘sí se puede’ quieren arrancar en la Puerta del Sol, y no en Covadonga, su reconquista particular de la España política. Para echar a estos ‘golfos de la casta’, dicen ellos, y lanzarse al ‘asalto del poder’ como asegura Iglesias desde su imaginario Camelot, según Carlin que se ha situado en el rol de Merlin, haciendo magia y experimentos raros sobre algo que es muy sencillo de describir para explicar el éxito de Podemos: la gente está harta, no acepta la resignación y quieren caras nuevas y políticas distintas.

Bueno, era la marcha de la alegría pero ahora se llama ‘la marcha del cambio’, porque ésa es la palabra mágica del momento político español. Pedro Sánchez habla del cambio seguro, Rajoy dice que el cambio de la prosperidad ya ha comenzado e Iñigo Errejón asegura que el cambio son ellos y que en este año de 2015 se va a producir.

Pero, si todos se reclaman como el cambio, ¿quién es el recambio o la alternativa a estos tres poderosos del momento político español? ¿Quién es el cuarto hombre o la cuarta mujer? Pues muy sencillo, el recambio a todo esto está en Ciudadanos y se llama Albert Rivera quien, puestos a jugar al cuento de Camelot, representa el papel de Sir Lancelot. Rivera es el adversario más peligroso que tienen tanto Iglesias como Rajoy, y por supuesto Sánchez, porque Ciudadanos sí que está ubicado en el verdadero centro político y en el corazón de España y Europa por no decir ojo del huracán electoral español.

Y dice la canción que ‘la mancha de la mora con otra verde se quita’. Pues, fuera de la casta, el único que puede hacerle frente a Iglesias es Rivera, aunque todavía no tenga el impacto mediático que necesita a nivel nacional. Pero Rivera también está en marcha y ya veremos hasta dónde puede llegar.