Brilla la corrupción, Podemos va a arrasar

Como el aguacero de la corrupción siga así, y no tiene pinta de escampar, los de Podemos no es que van a ganar las elecciones en España, es que van a arrasar con coleta, sin coleta, con Monedero sin dar explicaciones, o con Iglesias tomándole el pelo a media España. Incluso aunque éstos no tengan programa electoral y los veten en las televisiones, que es lo que quieren algunos imbéciles -y falsos periodistas- con el argumento de que para salir en las televisiones públicas y privadas es necesario tener escaños en el Congreso de los Diputados (sic).

Vaya panda de censores que hay por ahí. En las televisiones, los diarios, radios e internet han de salir quienes lo merecen por el interés general y la actualidad, y en eso los de Podemos son un fenómeno se pongan como se pongan algunos de los que se rasgan la vestiduras como grandes fariseos.

Repasemos, ayer hemos visto la larga lista de imputaciones de la tarjetas negras de Bankia, el desfile de los Pujol por los tribunales, del PSC catalán en otro juzgado por el caso Mercurio, de Artur Mas citado a declarar en el Parlament por los Pujol y las ITV, de los Chaves y Griñán citados por el Supremo, de la jueza Alaya imputando a más dirigentes y gobernantes del PSOE de Andalucía, a Urdangarin y la Infanta Cristina otra en coplas, a la Comunidad de Madrid pendiente de la Guardia Civil y los ‘púnicos’ del tal Granados, y a Bárcenas dando vueltas por la capital del Reino como las daba El Tempranillo en Sierra Morena, mientras en Valencia casi medio PP está imputado y el otro medio está en espera juicio.

Y si esto es así ¿para qué les sirven las televisiones a Podemos si todas ellas trabajan para Podemos sacando todos los días las corrupciones de CiU, PP y PSOE, y algunas otras de IU y los sindicatos que también van servidos con el juicio de Fernández Villa en Asturias patria querida?

Y ¿cómo creen en el PP, PSOE y demás partidos que van a cambiar esta situación mientras mantienen a los imputados bajo los escudos aforados de sus respectivas cúpulas políticas como acaba de hacer Susana Díaz en el territorio andaluz? Sí, conocemos las bonitas medidas del Gobierno de Rajoy contra la corrupción que entrarán en vigor en 2016, pero ¿y ahora, quién asume las responsabilidades políticas y cómo? ¿Sólo de viva voz?

Y claro, los jueces que además están cabreados con el Gobierno que los ha querido maniatar están apretando a fondo el acelerador y ahí está el nuevo espectáculo de las tarjetas negras -donde hay de todo como en botica- y de los relojes de 12.000 euros que el listo ideólogo de FAES Alberto Recarte -se oye desde cielo de Guinea a Gómez de Salomé: ¡señor Recarte! ¡señor Recarte!- quería cambiar por cheques del Corte Inglés.

Además ¿acaso se cree el Gobierno que de aquí a las elecciones generales van a llover en España los billetes del BCE sobre la población gracias a que Draghi se subirá en esos helicópteros billeteros de los que tanto hablan los economistas de postín para tirar billetes sobre Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia?

No, nada de eso. La gente con serios problemas, indignada y cabreada, está asombrada con el hecho de que Alexis Tsypras va a subir más de 200 euros el salario mínimo, mientras Rajoy lo ha subido en 3, y además piensa dar electricidad gratis a miles de familias. Y ésos son los discursos de Podemos frente a ‘la casta’ de la corrupción, que se ha convertido en el espectáculo nacional y en dinamita de la indignación.

¿Qué va a pasar, pues, el sábado en la Puerta del Sol? Pues que tronará y que desde allí le gritarán al Chino Glez. de la coleta blanca que se vaya de una vez a su ático marbellí, que es lo que el Chino I. González debería de hacer. Y si no lo hacen le cantarán: ¡que salte el Chino, que salte el Chino! Menuda manifestación y ¡vaya espectáculo el de la corrupción nacional!