El ministro Alonso en ‘El Gallinero’

Igual estuvo allí y no nos hemos enterado. Nos referimos al nuevo ministro de Sanidad y Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, quien nada más llegar a su nuevo despacho ministerial prometió ocuparse de los que más sufren la crisis en nuestro país. Pues bien ¿ha visitado, por ejemplo, el ministro Alonso ese enclave de la vergüenza y de la miseria que se llama ‘El Gallinero’ y que está ubicado en el centro de la Comunidad de Madrid? Igual sí y no nos hemos enterado, pero mucho nos tememos que no, que el ministro ha pasado la Navidad con su familia en Vitoria y no se acercó a ese penoso lugar donde viven familias en condiciones lamentables.

Hubiera sido un gesto por parte del ministro Alonso, quien ya debería de tener sobre su mesa el inventario y el mapa de los ciudadanos y lugares donde habita la miseria en este país. Así como la lista de organizaciones que ayudan a los desesperados, o de familias sin electricidad, o con pocos alimentos y ropa. ¿Qué ha hecho el ministro Alonso desde que llegó a su nuevo cargo? No lo sabemos, pero no tenemos noticias de alguna nueva iniciativa en este sector de la pobreza, o de los comedores infantiles y escolares que el presidente de la Comunidad de Madrid, I. González, cerró por la Navidad y encima diciendo que el problema de la alimentación de los niños en esta Comunidad es ‘la obesidad’ (sic).

Pues bien de una oreja debía llevar el ministro Alonso al chino I. González de la coleta blanca a visitar ‘El Gallinero’ y a pedirle explicaciones porque exista algo así en el territorio que gobierna y donde dice que no hay déficit. Pues debería haber más déficit y menos pobreza porque de lo contrario los de Podemos van a arrasar, y con razón, al PP en Madrid.

Tampoco la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha visitado en estos días de Navidad el famoso ‘Gallinero’ de la miseria ni cualquier otro enclave de los desamparados de los muchos que hay en Madrid. Y eso que Aguirre pretende ser la candidata del PP a la alcaldía de Madrid en base a su discurso de ‘los principios y los valores’. Pero ¿qué valores? La lideresa madrileña está en otra cosa: en forzar la mano a Rajoy para que la nombre candidata a la alcaldía. Intento inútil porque en el PP solo manda Rajoy –no es como el PSOE porque allí mandan Pedro y Susana-, como se lo ha recordado a la madrileña Carlos Floriano que está de guardia en la sede del PP nacional porque Cospedal a buen seguro que disfrutando está de las fiestas en su toledano y lujoso cigarral.

Bueno, todavía hay tiempo para que los Reyes Magos de España visiten ‘el gallinero’ y les lleven ropa, comida y juguetes a los niños desnudos y mal alimentados que deambulan por allí. Claro el rey Felipe, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía, no están para esas cosas de la miseria a la que el monarca le dedicó una breve alusión en su primer discurso de Nochebuena. Para eso está el ministro Alonso y las autoridades de Madrid.

O más bien Cáritas que son los únicos que se ocupan de verdad de estas lamentables situaciones españolas que ocurren en el país que según Rajoy ya está saliendo de la crisis. Bueno vamos a ver qué hace el ministro de Servicios Sociales, Alfonso Alonso, en el ámbito de la pobreza de este país a lo largo y ancho de 2015 porque hay mucho por hacer, localizar, visitar y solucionar.

Desde que se inició la crisis ya han pasado muchos años sin que nadie de una manera decisiva haya abordado estas cuestiones de la miseria que hoy afecta a ciudadanos españoles e inmigrantes que habitan en nuestro país. Y esa falta de medios y de atenciones directas se tiene que acabar, aunque solo sea por electoralismo en este año crucial para los partidos políticos. Da igual el motivo que impulse esta necesaria acción de ayuda, lo importante es que se haga y esa debe ser una prioridad del ministro Alonso, porque no solo afecta a su departamento de Servicios Sociales sino también al de la Sanidad, dadas las malas condiciones en las que viven los marginados de la sociedad.