El diario ABC amenaza a Rajoy

Estupor en el palacio de la Moncloa ante un durísimo ataque político y editorial del diario ABC con el que el rotativo monárquico y conservador le advierte a Mariano Rajoy que, o cambia sus maneras de actuar en política, su dejadez e inmovilismo -en suma su falta de liderazgo-, o el PP se verá obligado a cambiar a sus actuales dirigentes y gobernantes, o lo harán los ciudadanos en próximas elecciones. Que es lo que se desprende de la nueva encuesta del CIS que está a punto de salir y anuncia el triunfo de Podemos.

Dice así ABC de Rajoy: “No se ha hecho política de altura e intensidad suficiente ante los dos frentes que acuciaban a España, el territorial y la corrupción. Ante el pulso independentista, la firmeza ha llegado, aunque tarde, como denunciamos en su día. Y ante la corrupción en su propio seno, el PP ha ido arrastrando los pies”.

Sin duda un insólito editorial por parte de un diario que, como ‘la perfecta casada’ ha estado bailando el agua a Rajoy, minimizando la corrupción del PP o empatando este partido con el PSOE y tapándole todos sus errores de Gobierno, su desprecio por la información y la comunicación y su adanismo proverbial. Por ejemplo, frente al desafío catalán de Artur Mas una vez que el presidente del Gobierno dudaba si impugnar ó no la nueva nueva consulta secesionista catalana del 9N que Artur Mas pilota con descaro desde la Generalitat saltándose de nuevo y a la torera la legalidad.

La que, ahora, Rajoy ha decidido recurrir al Tribunal Constitucional ante las advertencias que le llegan desde sectores conservadores del PP y el conjunto de la sociedad española, donde se empieza a considerar que Rajoy forma parte del problema del país y que la mayoría social y electoral española se le está escapando de las manos como se le escaparía el agua de un manantial.

No cabe duda que el ABC también respira por la herida de las ayudas que el Gobierno de Rajoy le ha propiciado al diario El País, para salvar a Prisa de la quiebra, como ahora está ayudando a los italianos -RCS Group- del diario El Mundo para compensarles por la destitución de Pedro J. al frente de la dirección del diario. Lo que, por otra parte, ha dejado en suspenso el que parecía ser un paulatino proceso de fusión entre ambos diarios –ABC y El Mundo– y sus respectivas empresas editoriales, lo que parece aparcado una vez que los italianos estarían recibiendo compensaciones con ayuda de la Moncloa.

Y lo que habría llevado al diario ABC a aplicarse el refrán de “el que no llora no mama”. Y ello, añadido al deterioro creciente del Gobierno, cuya crisis general del Gabinete no debería hacerse esperar, y al hundimiento electoral del PP (y del PSOE) en el beneficio de Podemos, llevó al diario monárquico a lanzar su amenaza y advertencia a Rajoy como si de un misil se tratara contra la línea de flotación del presidente y de su Gobierno del PP.

El cansancio de Rajoy empieza a ser generalizado en medios de la derecha política, económica y empresarial española, donde por otra parte se ve con bastante preocupación el débil liderazgo de Pedro Sánchez en el PSOE y el ruido insoportable de los escándalos de corrupción que inunda televisiones, medios impresos, emisoras de radio e internet, lo que ofrece a Podemos el liderazgo de la política española. O, como poco, una gran capacidad para su control desde la izquierda lo que resulta escandaloso para los poderes económicos del país y no digamos para las multinacionales extranjeras y los fondos de inversión, si las encuestas anuncian -como se espera del CIS- la imagen de una España ingobernable e incapaz de poner orden en la corrupción y en los desafíos secesionistas del nacionalismo catalán.

La pregunta que se añade al duro editorial de ABC es si este rotativo está jugando contra Rajoy la carta de su columnista semanal Esperanza Aguirre -la misma que tiempo atrás jugó Pedro J. en El Mundo– o si está siendo aleccionado por el mismísimo José María Aznar, indignado como está el expresidente con la situación económica, catalana y los casos de corrupción que según el presidente de FAES se le fueron de las manos a Rajoy y Cospedal.

No en vano el editorial de ABC concluye así: “Si no llega la reacción seria y sentida que exigimos, al PP solo le quedarán dos horizontes: relevar a su cúpula actual o resignarse a que la sociedad condene en las urnas su carencia de reflejos y principios”.

Y preguntamos ¿cómo se releva en plena legislatura a Rajoy y a la actual cúpula del PP y quien los sustituye? ABC se olvida de algo esencial: que Rajoy y Aznar están, los dos, sentados sobre el polvorín de la corrupción del PP temerosos de que alguien de los suyos hoy encausados lo haga estallar. Lo acaba de insinuar Acebes ante el juez Ruz diciendo que la contabilidad del PP no dependía de la secretaría general de este partido. Entonces ¿de quien dependían Lapuerta y Bárcenas? Pues muy sencillo de Aznar y Rajoy. Y ¿se atreverá el juez Ruz a citar a declarar a los dos últimos presidentes del PP, como van a tener que declarar los ex presidentes del PSOE Chaves y Griñan ante el Tribunal Supremo?

Y no deja de ser llamativo que este editorial de ABC, nacido al hilo del último escándalo de corrupción de Francisco Granados, que tanto Rajoy como Aguirre (otra que está sentada sobre el polvorín corrupto del PP de Madrid) conocían desde hace tiempo y por eso lo cesaron de sus cargos en Madrid, haya coincidido con otro duro editorial de El País, que es el nuevo amigo de la Moncloa -’Roma no paga traidores’-, exigiendo al presidente unas reformas democráticas urgentes y radicales, mientras que el diario El Mundo, ahora aspirante a diario gubernamental de la mano de Casimiro García Abadillo, se deshace en elogios de Rajoy, creemos que gracias a los últimos y recientes favores recibidos desde el palacio presidencial. Estupor, pues, en la Moncloa y primer aviso a Rajoy, quien ya veremos como le responde a dicho editorial porque, conociéndole como le conocemos en este tipo de afrentas, quieto no se va a quedar.