El ‘pequeño Nicolás’ se va a forrar en TV

Un día de estos descubriremos que ‘el pequeño Nicolás’ intervino a nivel internacional para lograr que España consiguiera un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU. O para convencer al Rey Juan Carlos I que debía abdicar y a Rajoy para que presentara recurso contra la ley de consultas de Artur Mas. Las aventuras de este impostor y rey del cameo nacional (en la órbita del PP, sección Aznar) son una elocuente parodia del desconcierto y descontrol nacional en el que los españoles vivimos.

Y de no haber sido cazado -se dice que por una astuta habitante del palacio de la Moncloa- el ‘pequeño Nicolás’, que se solía poner del lado del poder a ver que le cae en su zurrón, se habría pasado a Podemos y se había dejado crecer el pelo hasta lograr una coleta como la de Pablo Iglesias y, en medio de ese tornado, habría aparecido este pillo de altos vuelos como integrante de la dirección, probablemente como adjunto de ese empollón y sabelotodo que es Errejón y que a simple vista da la impresión de ser de su generación.

Pero, aunque puede que aún no lo sepa, porque está ‘huido’ de su púbico y de los medios de comunicación, el ‘pequeño Nicolás’ está a punto de ganar un dineral y hacerse millonario porque se lo van a disputar, pagándole un dineral, los primeros canales de la televisión nacional. Y en especial los de Telecinco (y Cuatro) y Antena 3 TV (y La Sexta) que al parecer están más que dispuestos a pagarle un pastón por su primera entrevista, y por hacerlo tertuliano, ahora que las pandillas basura de Sálvame y otros realities de las cadenas más ruinosas están a la baja.

Porque lo que ahora se vende en la audiencia televisiva es la bronca y el ruido político en ‘prime time’, máxime en este escenario de corrupción por doquier y el desfile de políticos famosos por las puertas de la Audiencia Nacional, al estilo del desfile que en Marbella protagonizaron La Pantoja, Gil, el Cachuli, y otros famosos de medio pelo que ya no interesan a nadie.

Imagínense al ‘pequeño Nicolás’ sentado en la tertulia de La Sexta y en un mano a mano con Pablo Iglesias defendiendo las posiciones del PP como la estrella del debate político nacional. Las audiencias de la cadena se iban a disparar hasta límites insospechados. De manera que la cadena que anuncie la primera entrevista en exclusiva con el ‘pequeño Nicolás’ la armará y el ‘pequeño Nicolás’ se forrará y comenzará una nueva aventura que a buen seguro la vamos a poder presenciar.

Es cuestión de días o semanas, pero el ‘pequeño Nicolás’ dejará pronto de ser el rey del cameo para ser un tertuliano más. Al menos hasta que se le acabe el rollo si es que eso, en su mente calenturienta, tiene algún día un final. Porque de la política el pájaro puede volar hacia ‘Mira quien baila’, ‘Master Chef’ o incluso hacia la serie de Isabel disfrazado de príncipe o de cardenal. Estén atentos porque en plazo no lejano el ‘pequeño Nicolás’ aparecerá en la televisión como una estrella del firmamento audiovisual.