El Barça, también, derrotado

París Saint Germain 3; Barcelona 2. Partidazo en el Parque de los Príncipes de París y nueva derrota catalana, otra que se añade a la suspensión de la consulta secesionista de Artur Mas. De momento Rajoy 1; Mas 0. ¡Qué cansancio y aburrimiento de política catalana! Por favor, un poco más de Leo Messi y Cristiano Ronaldo. Ahora que regresan los partidos de Champions y que, tras de pasar por el Senado donde Rajoy dice que no a la reforma de la Constitución, imaginamos al presidente tumbado en el sofá blanco de Moncloa y fumándose un puro (‘¡fúmate un puro!, nos dice nuestro amigo el doctor G.A.) mientras sigue los partidos del Barça y el PSG, y del Bate con el Athletic. Y hoy doble ración con el Real Madrid y el Atlético de Madrid.

Estamos hartos de política declarativa y de desafíos impertinentes y provincianos, y el pueblo soberano, del que tanto se habla, lo que quiere es pan -trabajo- y circo del balón para que en el descanso los jueces que empiezan a sublevarse contra la corrupción echen a los leones a esos políticos ladrones, cuyas estatuas son derribadas por la furia ciudadana como acaba de ocurrir con la de Jordi Pujol, el ídolo caído del nacionalismo catalán.

El que lo ha entendido bien ha sido Pablo Iglesias, el coleta, que se ha quitado de en medio del ‘lío’ catalán y se fue al altiplano de la Bolivia, cruzando la cordillera, donde ha sido recibido como un héroe de la España indignada y rebelde como si fuera el jefe de la oposición, mientras el guaperas Sánchez pone cara de estadista de cartón piedra, intentando llenar los telediarios y los programas de divertimento audiovisuales a ver si levanta cabeza el PSOE que le hace agua en Barcelona y Sevilla.

En el PP tampoco están para tirar cohetes. Gallardón es un alma en pena que se ha colocado un sueldazo de escándalo dentro de eso que se llama el Consejo Asesor de la Comunidad de Madrid, y no para vivir de ello sino para justificar el tren de vida que lleva a la sombra de los ‘Fefés’. A ver si aprende Gallardón de Luis de Velasco, todo un caballero de la política que ahora a sus setenta y cinco primaveras se retira del liderazgo de UPyD en la Asamblea de Madrid, aunque esperemos que no de la política porque debería liderar, con su fina intuición y buenas maneras, el encuentro entre su UPyD y Ciudadanos, en coalición en unidad que Velasco muy bien podría presidir.

Un poco de fútbol, de deporte, de circo, de música, de cine, teatro y de famosos del corazón, ahora que la ex reina del papel couché, Isabel Preysler se ha quedado viuda tras su tercer matrimonio y en Madrid, la capital de los gatos, donde nadie guarda luto por nadie, se hacen apuestas sobre quién podría ser el cuarto marido de doña Isabel.

Ya está bien de malas noticias y los nuevos ajustes que anuncia el ministro Montoro con sus orejas de Gremlin, y ya esta bien de los líos de Cañete que es una inagotable caja de sorpresas de la que acaba de salir un sobresueldo oculto del PP, de esos de los que se contabilizaban en los ‘papeles de Bárcenas’. El que sigue preso en el trullo que es donde también está Matas quien, como cante, ante el fiscal para mejorar su situación procesal, a más de uno de se le van a poner los pelos de punta, incluido Villar Mir, que dice que él nunca pagó una comisión (sic).

Pues eso, que canten Matas y Bárcenas a dúo, que llueva para las aceitunas del campo, que se moje esta primavera otoñal que no da paso al invierno, que vuelen por el aire las canciones de ese gran poeta y aragonés que fue José Antonio Labordeta, el mismo que en el Congreso de los Diputados le llamó ‘gilipollas’ a Carlos Aragonés.