Príncipes, elecciones y fútbol

A los Príncipes de Asturias se les han hecho muy cortos estos diez primeros años de su matrimonio. El camino hacia el trono se les hará más largo porque el Rey Juan Carlos está lanzado y decidido a no abdicar. Sobre todo ahora que parece físicamente recuperado y que desarrolla una intensa agenda oficial de viajes y públicas comparecencias. No en vano la Casa del Rey ha puesto en marcha un cúmulo de actividades y apariciones públicas del monarca, ahí incluida su presencia en la Redes Sociales a través de Twitter, lo que ya está dando mucho que hablar.

Y Preguntamos ¿por qué esta campaña Real, en vísperas de las elecciones europeas? Pues porque no hay tiempo que perder, y porque hay que aprovechar el décimo aniversario de la boda de los Príncipes y la victoria de España en la Champions. Pero se dice, también, que para adelantarse a ciertos acontecimientos como la posible inculpación de la Infanta Cristina a manos del juez Castro que parece a punto de cerrar la instrucción del caso Nóos.

O sea, para los Príncipes  de Asturias diez años se les pasaron volando, pero a los españoles esta semanita electoral que ahora se acaba nos ha parecido una eternidad con las idas y las venidas de Cañete, los preámbulos de la final de la Copa de Europa de este sábado en Lisboa y con los últimos mítines de la campaña UE.

Unas elecciones donde los peces chicos de la política les quitan la merienda de votos a los grandes: los de Vox y UPyD por derecha e izquierda al PP; IU al PSOE; ERC a CiU; Podemos y verdes a IU; y Ciudadanos al PSC y al PP catalán. Falta ver qué incidencia tiene en todo esto la abstención y qué pasa con el bipartidismo.

En todo caso, felicidades a los Príncipes y que gane el mejor en Lisboa y en los comicios europeos a lo largo de este trepidante fin de semana que se nos anuncia agotador.  Solo en el deporte habrá final de Lisboa entre Atlético y Real Madrid, Gran Premio de Mónaco de Fórmula Uno y el comienzo de Roland Garros. Y el lunes los españoles regresaremos a la cruda realidad en pos de un mes no menos trepidante como será el de junio y en el que se debatirán las consecuencias -sobre todo en el PP y PSOE- de los resultados electorales. Y donde se espera con el mayor interés las decisiones que adoptará el BCE de Mario Draghi sobre los tipos de interés del euro y la esperada compra de bonos por el BCE.

En el entreacto político del mes de junio, y a la espera de ver los resultados electorales, varias cuestiones por resolver: ¿Hará Rajoy una profunda crisis de Gobierno si se confirma la presencia de De Guindos al frente del Eurogrupo de la UE? ¿Habrá, en ese caso, una remodelación de la cúpula del PP, si Rajoy coloca a Arenas en el Gobierno y dado que Pons se va al Parlamento Europeo? Y en el PSOE, ¿habrá un adelanto de las elecciones primarias del PSOE en caso de una derrota electoral en los comicios europeos? E incluso ¿se anunciara un Congreso extraordinario para sustituir a Rubalcaba?

Todo esto y mucho más -los posibles cierres de los sumarios de Nóos, Gürtel y ERE y la aparición de la lista de inculpados- nos espera en el mes de junio, para el que aún faltan unos días y en el que la estrella informativa estará en el Mundial de futbol de Brasil adonde pronto viajará la Selección española llevándose con ella la ilusión de millones de españoles que por esos días empezarán a soñar con el tiempo vacacional.