El Twitter del Rey

Vamos a ver cómo le sale a la Casa del Rey la iniciativa de riesgo y modernidad de incorporarse a Twitter. De momento ya le han caído unos cientos de mensajes bastante críticos lo que le servirá también para pulsar la opinión de la calle y de las Redes Sociales sobre la Corona. Y llamativo es que la Casa del Rey, por ahora, solo siga al Gobierno y a las Cortes en compañía de a otras Casas Reales europeas. Lo que de momento le daría la oportunidad de opinar sobre el incidente que el Príncipe Carlos de Inglaterra ha provocado comparando a Putin con Hitler, declaración que ya  ha encendido las redes sociales británicas.

La pregunta que surge en primer lugar es ¿quién será la mano que gestione la cuenta twitera de la Casa del Rey? En las Redes se recomienda al joven Froilán para esa función, vista su pasión por Twitter, mientras otras voces sugieren que sea la princesa Letizia -de quien se dice que tiene perfil camuflado en Twitter- la que se ocupe de esta función dada su condición de periodista y su afición a los SMS telefónicos.

Desde luego el análisis de los mensajes que van a llegar al Twitter del Rey ya está dando mucho que hablar, y algunos de ellos están en línea con la campaña electoral europea y el caso Urdangarín, que no cesa de crecer en los juzgados. Y de poco o nada van a servir las advertencias sobre mensajes subidos de tono, porque los 140 caracteres que permiten estos buzones van a permitir ofrecer mucho juego, siempre y cuando el lenguaje sea correcto en forma y fondo, lo que sin duda será aprovechado por los republicanos para inundar el buzón de la Casa del Rey.

¿Por qué ahora lo del twitter real? Pues todo apunta a que la Casa del Rey mantiene su ritmo de crucero de propaganda del monarca para recuperar, ante los ciudadanos, la imagen que el Rey perdió ante la ciudadanía como subrayan las últimas encuestas.

En todo caso ésta es una iniciativa de modernidad y proximidad del palacio real a la ciudadanía, por lo que de entrada no hay nada que objetar sino más bien que felicitar. Aunque insistimos que aún está por ver que consecuencias tiene todo ello en este tiempo caliente de la vida política y social española. Por ejemplo, ¿se figuran lo que pasaría si los 50.000 españoles que perdieron su casa en 2013 enviaran cada uno un tuit protestando y pidiendo la ayuda del Rey? Pues de entrada que bloquearían la cuenta de la Casa del Rey.

Desde luego los que sí van a llegar al Twitter del Rey serán los mensajes que se desprendan de la decisión que tome el juez José Castro sobre si mantiene, camino de juicio, o no la imputación de la Infanta Cristina, una decisión de alto voltaje que está al caer. Aunque de momento lo que manda en la actualidad es la final de la Champions de Lisboa entre el Real Madrid y el Atlético y que contará con una amplia representación de la familia real. Y más de uno, en twitter, escribirá y ¿cuánto pagaron por las entradas? Pus nada como es lógico y natural, porque van al palco oficial.

Se abre la cuenta de Twitter del Rey y la veda para protestar, elogiar, pedir o discrepar. Son los tiempos modernos que, en la era de internet, llegan a palacio con toda su intensidad. Veremos qué ocurre, de momento existe gran curiosidad. Los de la consulta independentista catalana a buen seguro que lo van a aprovechar.