Sufrida victoria de La Roja

La eterna Italia ha convertido en un drama deportivo el que parecía un fácil triunfo de España frente a Italia en el partido de la semifinal de Brasil o la Copa de Confederaciones. Duelo de titanes, gran partido de fútbol, sin juego sucio y con gran calidad, por una y otra parte, y revancha de la final de la Eurocopa en Kiev donde España derrotó a Italia por 4-0. Y punto final del partidazo y del drama en la tanda de penaltis ante dos de los mejores porteros del mundo, Buffon y Casillas. Una auténtica ruleta rusa que se decantó a favor de España cuando Italia falló porque Bonucci echó fuera el séptimo de los disparos y la ‘Roja’ con Navas acertó se llevó la victoria. Y ya viaja hacia Río de Janeiro donde espera Brasil en el mítico estadio de Maracaná.

La derrota de España en este día preñado de noticias en el ámbito nacional -Bárcenas por fin en la cárcel, el ministro Wert en marcha atrás sobre las becas, Rajoy peleando en Bruselas y Rubalcaba rumiando los problemas de su partido- hubiera sido un mazazo para la moral ciudadana, que tiene puestas muchas ilusiones en esta competición. Y a punto estuvo de torcerse esta semifinal porque el primer tiempo de Italia con el sabio Pirlo al timón a punto estuvo de darle la victoria a los ‘azurri’, mientras los españoles desconcertados casi pedían el descanso para ver si recomponían la situación.

En la segunda parte cambiaron las tornas y la ‘Roja’ recuperó su buena fama y el control, pero tampoco logró marcar en la puerta del veterano Bufón. Y así se llegó a la prórroga, con un sofocante calor y agotamiento de los jugadores, sobre todo los italianos que a punto estuvieron de perder el encuentro. Pero los hados decidieron alargar el sufrimiento hasta la tanda de los penaltis donde la tragedia alcanzó las mas altas cotas una vez que España e Italia habían empatado a seis goles. Y ahí llegó el fallo de Bonucci que lanzó el balón al cielo y en el siguiente disparo Navas no perdonó, marcó y culminó la sufrida hazaña, y España, como hace dos Eurocopas en Austria,volvió a expulsar a Italia de la competición en la tanda de penaltis.

No ha jugado muy bien España este partido en el que se vio un tanto sorprendida por el espectacular arranque de Italia. Pero la ‘Roja’ reaccionó con su fuerza y pundonor y convirtió la dura prueba en una heroica resistencia y una hermosa batalla hasta el final camino de la victoria que sin duda mereció.

Ahora nos espera Brasil en su país, en su campo, con su más que ruidosa ‘torcida’ jaleando a la ‘canarinha’ que ahora tiene la oportunidad de verse las caras con la selección campeona del mundo. Que llega cansada tras el duro encuentro de más de 120 minutos y con un día menos de descanso. Pero si eso es una ventaja para un equipo de Brasil muy efectivo pero que no juega ‘bonito’, eso también es un aliciente para nuestros futbolistas que tras el sufrido triunfo frente a Italia llegan a Río de Janeiro con una moral muy alta y con gran seguridad en sí mismos y en su potencial.

Veremos qué pasa el domingo, aunque ya sabemos que hemos pasado lo peor porque la victoria final en Río sería un triunfo más y la antesala del Mundial de Brasil del año próximo, que es la gran cita que espera la apasionada afición española, que ayer sufrió pero que finalmente recibió su esperado premio. Una alegría en medio del inmenso catálogo de problemas que hoy sufre el pueblo español.