El PP, indefenso gracias a Cospedal

Ha dicho Floriano desde la tribuna del PP -que ayer no se atrevió a ocupar Cospedal, imaginamos que por causa de las andanzas ‘cajeras’ de su amado López del Hierro-, que el Partido Popular está indefenso ante el acoso de los medios de comunicación, los jueces y los policías, a los que acusa de filtrar documentos sobre los casos de corrupción que tanto les afectan: Gürtel, Bárcenas y Bankia. Está, pues, ‘indefenso’ el partido que gobierna España con el poder más grande que nadie tuvo en la transición, y con la mano larga de Gallardón sobre el Poder Judicial y la fiscalía, y la de Fernández en el ministerio de Interior.

Y añade Floriano -que el pobre no tiene culpa de nada y le toca siempre bailar con la más fea- que todos buscan unos delitos que nadie va a encontrar, como Rajoy dijo que nadie le encontraría nada a Luis Bárcenas (de momento van 47 millones de euros), o que ponía la mano en el fuego por Camps y que “Baltar es el PP”.

Bastaba ver ayer la cara de espanto de Rajoy, en la presentación de la nueva líder del PP en el País Vasco, Arantza Quiroga, en el momento en el que la guapísima vasca calificó de “vomitivo” a  Luis Bárcenas, el innombrable por Rajoy, para entender esa mirada del Presidente hacia el infinito -publicamos el vídeo en nuestra portada- y con gesto de terror. Porque terror y pánico son los que se viven en la sede ‘genovesa’ del PP y en la Moncloa, ante el riesgo de que Correa o Bárcenas -que no paran de enviar advertencias y amenazas a Rajoy- decidan ‘cantar’ y contar todo lo que saben sobre la presunta financiación ilegal del PP.

No hace mucho que Floriano explicó que no se podía despedir a Sepúlveda -el marido de Ana Mato- de la nómina del PP, lo que luego ocurrió. Y hace poco que Cospedal cantó la gallina cuando dijo aquello de que “cada palo aguante su vela”, olvidándose de que en la procesión del PP, los que abrían el cortejo presidencial eran Aznar y Rajoy. Cospedal se enfrentó muy flamenca ella a ese macho cabrío que parece Bárcenas y lo desafió y además se fumó uno de los habanos de Rajoy en el polvorín financiero del PP, y la sentina del buque de la Gaviota estalló y la nave quedó convertida en la Perla Negra de los Piratas del Caribe, con Rajoy en el papel de John Silver, El Largo, y Soraya sobre su hombro en el rol de la simpática cotorra parlachina de la Isla del Tesoro, que es además la enemiga acérrima de Cospedal. Y en medio de la explosión que rasgó las velas negras de la Perla del Caribe, saltaron por los aires los papeles de Bárcenas que llegaron a El País, gracias al arte de Birlebirloque, de decía Pepe Bergamín. Y luego aparecieron las cajas de las facturas de Correa -¿acaso una filtración envenenada de los de Gürtel para que no los olvide Rajoy?- en una olvidada nave industrial de Madrid de donde otra mano caritativa se los dio a El País -para que sobre todo machaque a Aznar con ellos, ahora que Cebrián está renovando créditos y su cargo de mandamás- y, naturalmente, se armó la de San Quintín.

Si quiere reñirle a alguien, Floriano le debe reñir a Cospedal que es la que ha desatado la tormenta, y a la que todos le estamos muy agradecidos porque, al cabrear a Bárcenas, nos hemos enterado de los sobresueldos -sí señor, sobresueldos ‘sobrecogedores’- y de la probable financiación ilegal en el PP bajo la presidencia de Rajoy. ¿Qué le vamos a hacer? Las cosas son como son, gracias a Cospedal, cuyo marido era consejero industrial en la Caja Castilla La Mancha (CCM), la que tanto criticó María Dolores, y ahora resulta que el mismo pollo/esposo es consejero de Liberbank, que se quedó con la Caja rescatada, lo que es el colmo de la habilidad.

P.D.: Muy bonita la portada del diario El Mundo a palos con la Familia Real -sobre abucheos, y más trampas de Urdangarin y la Infanta Cristina ante la Agencia Tributaria, asunto que investiga el juez Castro-. El diario los deja en evidencia y luego les coloca un empalagoso editorial en la defensa (sic) de la Familia Real.