El Kazajo, Obama, Pacheco y Talavante

Se nos amontona el trabajo, hay demasiadas noticias y pocas buenas por lo que hemos decidido hacer un comentario tipo popurrí para que cada uno se lleve lo suyo y nadie se quede fuera de esta rifa de tres palos y una flor. Vamos allá.

-Pregunta: ¿está la famosa princesa Corinna haciendo algún tipo de negocio petrolífero o de otra índole en Kazajistán? Lo decimos porque nos ha llamado la atención la audiencia que el Rey Juan Carlos ha concedido al ministro de Exteriores kazajo, algo que es sorprendente e inusual. E impropio del Jefe del Estado, máxime cuando se trata de un país tan ajeno a España. Sería bueno conseguir una explicación de la Casa del Rey para evitar especulaciones.

A lo mejor nos dice Spottorno que solo era para sacarle unas fotos y un vídeo al Rey con el kazajo para dar la idea a los españoles de que el monarca trabaja mucho, y que pillaron al primero que llegó a España. Pero huele a gato encerrado. Otro si: ¿por qué pronuncia el Príncipe Felipe un discurso semanal lleno de tópicos sobre la crisis y los pobrecitos españoles y con el consabido latiguillo de la ‘altura de miras’ ¿Escribe esas obviedades la princesa Letizia? Además, el Príncipe ¿solo tiene agenda para con los ricos y prebostes del país? En fin, cuanto mas sale en televisión la primera familia del país, peor para ellos. Lo dicen los ciudadanos en las encuestas, pero en La Zarzuela no se enteran que la sobrecarga empalaga y a la vez produce indignación. Allá ellos que son muy listos.

-Una de Obama. Ahora resulta que el progresista y defensor de las libertades y derechos civiles en EEUU Barack Obama nos está saliendo rana. Su Gobierno espió telefónicamente a varios periodistas de la Agencia Associated Press (que se acuerde Obama de Nixon); su actual ministro de Hacienda -como hace Montoro en España- ha hecho una investigación especial y exhaustiva al Tea Party; siguen los Drones con licencia para matar en todo el mundo; y no hay manera que cierre la cárcel ilegal de Guantánamo. Para colmo Putin le ha pillado a un espía en Moscú con las manos en la masa y con peluca. Comprendemos que Obama se ponga el flequillo de su esposa Michele para que no lo identifiquen por la calle los que le votaron y creyeron en él.

-Pacheco. Este personaje pintoresco y populista, ejemplo del caciquismo español, el jerezano Pedro Pacheco acaba de ser condenado a cuatro años de cárcel por malversación y por prevaricación, Y todavía tiene pendiente otro juicio por unos cheques desaparecidos de los que tiene que responder. Y éste era el político que decía que “la Justicia es un cachondeo”. Pues menudo cachondeo se va a correr Pacheco en la cárcel si se confirma su sentencia. La que pone punto final a una mala carrera política que nadie añorará. La que se inició con su traición al Partido Andalucista, el que, a fin de cuentas y aunque esté de capa caída desde la marcha de Rojas Marcos, de buena se libró cuando Pacheco se marchó. Y si a Pacheco le han caído cuatro años de cárcel por contratar en el ayuntamiento de jerez a dos militantes de su partido, preguntamos: ¿cuantos años le van a caer a Baltar por colocar a mas de cien? ‘Baltar’ es el PP‘, dijo de él Rajoy. Pues si que estamos bien.

-Talavante. Este torero se va a encerrar en la Plaza de las Ventas y en San Isidro con seis toros de Vitorino. Toda una hazaña digna de un titán. Pretende el matador emular la gesta que el pasado año hizo José Tomás en Nimes, subiendo así el listón de su proeza por la dificultad del ganado y la exigencia de Madrid. Puede que triunfe, pero nunca igualará el perfume artístico de José Tomas en el coso romano de Nimes. Lo de José Tomas fue una exhibición artística, una interpretación realista del Toreador de Carmen. Lo de Talavante puede que se acerque más al Gladiator de Russell Crowe. No en vano Las Ventas se parece más al Circo de Roma. En todo caso hay con razón mucha expectación. Es como si encerráramos a Rajoy en una habituación a oscuras con Aguirre, Cayo Lara, Mas, Urkullu, Rosa Díez y Junqueras. Que tampoco son mal ‘ganado’ (con perdón).