Aguirre, Chacón y Díez, las chicas de Pedro J.

El periódico “El Mundo” se está quedando con la manija del PP y de la Casa del Rey, frente a: “El País” acuciado por sus deudas y con encefalograma plano editorial; un “ABC” convertido en una empresa de catering político y dedicado a organizar desayunos, comidas, meriendas y cenas de premios para los ‘Gundisalvos’ del poder; y “La Razón” dedicada a la burda adulación de Rajoy. Creerá “El País” que el poder político y financiero nunca los dejará caer porque ellos pueden morir matando a sangre y fuego y es por ello por lo que se cuenta que la cotorra de la Moncloa bendijo la conversión de deuda en acciones. Como cree “ABC” que ahora que el Rey y la Corona están en peligro el establishment no dejará caer al diario monárquico, porque ello sería tanto como dar por acabada la Monarquía. Se equivocan porque esos poderes han de cuidar más a los medios cercanos a la República -para que no se rompa el silencio de la transición- que a los cortesanos que están al servicio del Rey.

En consonancia con “El País” y “ABC”, que andan de pedigüeños y a pachas con el Gobierno y demás poderes fácticos del país -”La Razón” es solo un panfleto de Rajoy-, el diario “El Mundo” también tiene sus problemas económicos (espera 400 millones de Italia) y lo vigilan los italianos de Rizzoli al teléfono con La Moncloa y La Zarzuela, que no dejan de llamar a Milán quejándose, una y otra vez, de sus ataques al presidente y al Rey. Pero Pedro J. les da a unos y otros una de cal y dos de arena. Ayer le metió un palo en las costillas a Rubalcaba -para agradar a Rajoy- con la encuesta que cocina Pésimo de Molina en Sigma-Dos, para inventarse que el PP le saca diez puntos al PSOE. A su vez el señorito -que decía Umbral- enjabonaba hasta la extenuación al elefante blanco de la Zarzuela, el Rey, al que presentaba como el Rey Juan Carlos ‘el batallador’, a sabiendas ‘Pedrojosé’ que últimas batallas que dio han sido -y no con la espada- las de Corinna y Urdangarin.

Lo cierto es que “El Mundo” se quedó con la manija de la Moncloa (y de Génova 13) y tiene en un ¡ay! a los primeros gobernantes y dirigentes del PP que sufren el ‘fuego amigo’ de su enemigo interior al que siguen con fruición en Madrid y provincias los militantes y jefes del PP. Y de nada le ha servido a Soraya y a Martínez esa colección de tontos y tertulianos bronquistas que pasean por las televisiones y que ya se guardarán de tocarle un pelo al diario “El Mundo”.

Sin embargo, la caza del Rey, Rajoy y Rubalcaba (la triple ‘R’) que trabaja con sigilo y con descaro Pedro J. se completa con la que es su arma secreta y femenina: la CAD. Es decir Chacón, Aguirre y Díez. Con Carmen Chacón, que es la encarnación fémina de Zapatero, “El Mundo” pretende sustituir a Rubalcaba y recuperar la influencia que tuvo en el PSOE en tiempos de ZP, al que cuida como si fuera el brazo incorrupto de Santa Teresa.

A Rajoy, desde hace ya un tiempo, Pedro J. lo quiere sustituir por Esperanza Aguirre, condesa de Bombay, Bornos, Murillo, Gürtel y Telemadrid, y ambos dos andan en campaña en contra de los impuestos del Gobierno, a sabiendas que esa cuestión es el talón de Aquiles de las clases medias que votaron al PP en 2011. Y Rosa Díez es la niña preferida del director de “El Mundo” a la que cuida informativa y editorialmente, convencido que ella le va a quitar al PP la mayoría absoluta y él tendrá un droit de regard sobre la llave de esa bisagra del próximo gobierno.

¿Y el jabón que le ha dado al Rey? Pedro J. no quiere que el Rey abdique porque ese ‘elefante blanco’ lo quiere cazar él. Y ayer le animó al monarca a liderar una segunda transición, es decir a exigirle a Rajoy un pacto nacional con Rubalcaba, que es lo que más podría enfadar a don Mariano que no quiere ver ni siquiera en pintura a don Alfredo, al que odia cordialmente desde 2004 y al que no quiere salvar de su hundimiento o postración, máxime una vez que las encuestas dicen que la crisis hunde mas al PSOE (en recuerdo de Zapatero, y por lo tanto de Rubalcaba y Chacon) que al PP. De ahí la metedura de pata de la Casa del Rey con el vídeo de marras del monarca con Spottorno. A Rajoy, Pedro J. le ha montado una pinza con Aguirre y Diez, como se la montó años atrás a González con Aznar y Anguita. Y a sí, con sus tres Gracias o la CAD el directo de “El Mundo” ataca sin cesar. O sea que como diría Guardiola de Mou, ‘el puto amo’ es Pedro J. Y a los demás les toca bailar haciendo el oso al ritmo que les marca el amo, por poco que les guste la melodía y la canción. Es lo que hay, además de la pretendida ‘independencia’ de Rajoy.