Bono avisa a Chacón y al PSC

Mientras los problemas internos del PSOE se agudizan por causa de la decisión de la fiscalía de investigar en el Tribunal Supremo al vicesecretario general José Blanco, por presuntos delitos de corrupción y tráfico de influencias, la corrientes felipista de la vieja guardia del PSOE ha logrado una victoria al imponer a Rubalcaba en el debate de investidura de Rajoy, lo que no quiso confirmar Zapatero el pasado día 21.

Y por si algo le faltara al aparato del aún secretario general del PSOE, Zapatero, ayer José Bono lanzó un “misil” contra la candidatura de Carme Chacón al preguntar si el PSC es un partido español como el PSOE o simplemente catalán o catalanista, tal y como los afirman muchos de sus dirigentes. Lo que deja la posible candidatura de Carme Chacón a la secretaría general del PSOE en evidencia.

Un mensaje que a buen seguro calará entre los delegados al congreso del PSOE y que se suma a recientes declaraciones de Alfonso Guerra en las que afirmaba que los jóvenes y la cuota femenina no deben primar sobre la calidad de los candidatos a la secretaría general del PSOE. Y algo parecido ha dicho ayer Felipe González señalando que lo importante es la capacidad del candidato al margen de su “uniforme”.

Sin embargo, las palabras de Bono sobre el PSC son las que tienen mas calado político porque dan respuesta cumplida a las declaraciones que hizo Chacón semanas atrás en las que preguntaba si había alguien capaz de decir que una catalana no podía dirigir el PSOE. Parece claro que Bono ha cogido el guante, pero con habilidad le ha dado la vuelta al argumento preguntando sobre si el PSC es un partido español o catalán.

Y le ha faltado ir un poco mas allá si hubiera planteado el tema de la persecución y las sanciones que sufren en Cataluña los hispanoparlantes por culpa de los gobierno de la Generalitat, y aquí incluido el anterior del PSC que además intentó negar la nación española con un estatuto que luego fue rectificado por el Tribunal Constitucional.

La españolidad del PSOE frente a catalanismo del PSC es y será un elemento de debate público o soterrado que puede condicionar el próximo congreso del PSOE. A sabiendas que en el PSC, hay tendencias que apoyan la autodeterminación y que este partido fue muy lejos al incluir en sus gobiernos pasados a los independentistas de ERC, y que incluso fue mucho más lejos en su “separatismo” con el primer borrador de estatuto catalán que aprobó su Parlament bajo el gobierno de Maragall y con la complicidad de Chacón.

De manera que a la aún ministra de Defensa se le presentan dos problemas para optar a la sucesión de Zapatero. Por una parte, su capacidad –que está en línea con la fragilidad de los gobiernos de Zapatero-, y por otra su escasa pasión española, lo que será tenido muy en cuenta por todos los delegados del PSOE y especialmente por los andaluces que representan un alto porcentaje del congreso socialista. Vamos a ver si, con estos antecedentes, Chacón se decide a dar un paso al frente o si por el contrario se retira como hizo en las primarias y opta solamente a la secretaría general del PSC. Desde luego Bono se lo ha puesto muy difícil, y la vieja guardia del felipismo da la impresión de que no piensan abandonar a Rubalcaba en el beneficio de Chacón, lo que muchos consideran un temeridad.