Los medios ante el gobierno de PP

¿Qué va a pasar con la Agencia EFE y RTVE cuando el PP llegue al gobierno de la nación? No se sabe, pero algo va a cambiar y no sabemos si por la vía de la fusión de ambos Entes públicos de información del Estado, como al parecer había sugerido Esteban González Pons. Esperamos, eso sí, que el actual Consejo de RTVE que quiso imponer la censura previa y que no se ha dignado a dimitir no regresará a sus poltronas. De la misma manera que cabe imaginar un vuelco en la línea pro PSOE de los informativos y que las productoras que son afines al grupo de La Sexta (Mediapro y compañía, tan próximas a Zapatero y al PSOE) no van a disfrutar de las compras masivas de programas con fondos, como ocurría en TVE y en aquellas televisiones autonómicas gobernadas por los socialistas.

Como cabe imaginar que, una vez cambiada la ley que afecta a los Entes autonómicos, muchas de esas televisiones ruinosas desaparezcan o queden reducidas a su mínima expresión. En Cataluña, Artur Mas ha suprimido dos de los seis canales de TV3, y todavía le sobran, por lo menos, otros tres. Aquí la idea de un canal “autonómico nacional” con desconexiones para sus programas e informativos regionales parece en estudio, y el tiempo dirá si finalmente no desaparecen todas o casi todas la televisiones autonómicas salvo las de los nacionalistas, por la cosa lingüística local.

En cuanto a los grandes grupos y las empresas privadas todo apunta a que los medios afines al PSOE (El País, El Periódico y Público, y sus respectivas radios o televisiones, van a perder el favor oficial del que disfrutaban, de ahí, por ejemplo, que la lucha encarnizada que mantienen Rubalcaba y Chacón por la sucesión de Zapatero tenga una lectura mediática además de la política, porque si ganara Chacón los de La Sexta (donde el marido de Chacón, Miguel Barroso, manda tanto) y Grupo Z y Grupo Mol y algunos otros, serán los beneficiados de la parte contratante que se desprende de la influencia que le quede al primer partido de la oposición. Mientras que si el que gana es Rubalcaba los de Prisa tomarán su dura revancha contra las huestes mediáticas de Zapatero, de ahí su apoyo descarado al fracasado candidato del PSOE en la campaña electoral y en el proceso de sucesión de Zapatero.

En el flanco de la derecha los grandes medios y grupos de la comunicación, todos ellos –como los de toda España- con sus problemas económicos y financieros consideran que el PP los va a ayudar, aunque saben que desde el nuevo poder les van a animar a unos y a otros a unirse o fusionarse porque las cosas están como están y no hay jamón para todos. Vocento y Grupo Planeta, a pesar de sus tensas diferencias tienen muchas cosas en común y mucho que ahorrar y mejorar si unen posiciones en la radio y el papel.

Otra cosa bien distinta es lo de Unedisa y El Mundo porque el periódico de los italianos de Rizzoli ha jugado a muerte contra Rajoy a lo largo de la pasada legislatura y durante la campaña electoral de los pasados días, donde apoyó a UPyD el partido de Rosa Díez para ver si el PP perdía la mayoría absoluta y ellos mantenían su influencia y control sobre Rajoy. Lo mismo han hecho durante pasados años con su conspiración a favor de Esperanza Aguirre y contra de Rajoy, siguiendo un preciso plan en el que colaboraban el director de El Mundo con ayuda de la COPE en los tiempos escandalosos de Jiménez Losantos, quien acaba de desvelar que políticos como Zaplana (más Acebes y la propia Aguirre), formaban parte de su clan y de las ayudas y financiación de sus negocios mediáticos a través de empresarios afines a estos tres políticos, además de las ayudas inagotables que les llegaban desde la Comunidad de Madrid, con licencias de tv y radio, o avales y ventajas de Caja Madrid y todo ello en permanente conexión con Telemadrid (donde Zaplana ha colocado a su pupilo Sánchez). Llegándose, en algunos casos, no solo a conspirar contra Rajoy para poner a Aguirre en su lugar sino a insultar abierta y personalmente al líder del PP pidiéndoles a los militantes del Partido Popular, como lo hicieron, que lo echaran de la presidencia del PP.

En la zona de la extrema derecha y del aguirrismo también ha figurado el llamado grupo Intereconomía, aunque poco a poco y ante la imparable victoria de Rajoy, los del Gato confesional se han ido distanciando de Aguirre buscando el favor de Rajoy y ahora andan a palos con El Mundo y Veo TV, emitiendo en su televisión vídeos de Pedro J. y de Jiménez Losantos insultando brutalmente a Rajoy. Aunque ahora estos dos están cada vez mas enfrascados en un ataque frontal a la Casa Real, por la vía de Urdangarín y otros caminos, lo que unido todo ello con la mala cuenta de resultados, empieza a preocupar la cúpula italiana de Rizzoli, como ya pasó años atrás con Agnelli y con motivo de otro ataque de El Mundo a la intimidad del Rey.

En el PP estos problemas de los medios conservadores a buen seguro que les preocupan, y los ataques del clan mediático de Aguirre también, aunque ya están bastante acostumbrados, y sabida es la paciencia de Rajoy pero también su repetida, una y otra vez, “independencia” con respecto a los medios, que ya veremos lo que da de sí. Como falta por ver de qué manera van a rellenar sus ruidosos programas la prensa de la extrema derecha cuando esté gobernando el PP. Criticar la oposición es posible pero no suele ser la función de la prensa, porque en buena lógica los medios a quien deben controlar es al poder.