Rajoy trabaja, Rubalcaba conspira

El presidente en ciernes de PP, Mariano Rajoy, ha dicho en su página de Twitter que está trabajando contra la crisis y el paro e imaginamos que en otras cosas más como en la formación de su nuevo gobierno y hablando con los primeros banqueros del país (ha recibido a Francisco González, Isidre Fainé y Rodrigo Rato, y se espera que reciba también a Emilio Botín), además de preparar los que serán sus primeros encuentros con otros gobernantes de la UE los días 8 y 9 de diciembre en las inmediaciones de la cumbre de la UE que en esas fechas se celebra en Estrasburgo.

Mientras tanto al otro lado del “rio Bravo” de la política, el que fuera su adversario electoral Rubalcaba tampoco está parado y se dedica a urdir maniobras para que el Comité Federal del PSOE del próximo sábado se decante mayoritariamente a su favor para que opte a la secretaría general del partido en el congreso que se va a celebrar en la primera semana de febrero de 2012. Y para ver si con semejante maniobra espanta, por segunda vez de la carrera –como ya ocurrió en las primarias pre electorales- a su adversaria Carme Chacón y disuade a otros posibles candidatos a presentarse a la sucesión de Zapatero.

Chacón está muy enfadada con estas maniobras en la oscuridad de Rubalcaba porque ella considera que ya se sacrificó una vez, y le dio su apoyo “cariñitos” a Rubalcaba en la campaña electoral. Lo que podría indicar que, a simple vista, Rubalcaba que cuenta con el apoyo del núcleo duro felipista lo tiene mas fácil, mientras que Chacón, a la que apoyan Zapatero y el PSC parte como perdedora aunque en su entorno se asegura que no dará un paso a atrás y que a partir del sábado será candidata al liderazgo socialista.

En principio los dos deberían de estar fuera de la batalla a la vista de los pésimos resultados cosechados por Chacón en Cataluña y por Rubalcaba en toda España. Pero ninguno parece dispuesto a retirarse, lo que pone en evidencia la crudeza del enfrentamientos entre las dos “tendencias”, felipistas y zapaterista en el seno del partido. La vieja guardia de Felipe González señalando a Chacón como otra arriesgada apuesta como lo fue Zapatero por su falta de preparación y entidad política –y no por ser mujer o catalana- tal y  como ella denuncia- y en el fondo de manera consecuente con lo que fue su apuesta por Rubalcaba. Que no solo se inició antes de las elecciones sino en el otoño de 2010 cuando impusieron a Rubalcaba como vicepresidente primero del gobierno de Zapatero y luego como candidato único y sin primarias.

Y, aunque parece que los compromisarios socialistas que irán al Congreso del PSOE desde Andalucía, Extremadura, La Mancha, Valencia, Castilla León y Madrid apoyarán mayoritariamente a Rubalcaba, ello no impide que Chacón también pueda tener su oportunidad en el voto secreto final. O que aparezcan en liza otros candidatos como ocurrió en el año 2000 cuando surgió Zapatero y derrotó a José Bono, que era el favorito por solo nueve votos de diferencia. A tener en cuenta, en todo ello, que Alfonso Guerra no se ha querido posicionar a favor de Rubalcaba y que uno de sus mas íntimos colaboradores, Roberto Dorado, ha escrito en la revista Sistema que Rubalcaba ya perdió su oportunidad.

Vamos a ver que ocurre en el Comité Federal del sábado, pero todo anuncia que habrá batalla por la sucesión de Zapatero en el PSOE, mientras Rajoy sigue trabajando “en la intimidad” y a la espera que se abra el proceso de investidura y pueda comenzar a gobernar.