¡Ya esta bien!

Hoy vamos a ser muy breves: ¡ya está bien de ocupar el centro de Madrid por el integrismo catolicón en este país que es constitucionalmente aconfesional! El alcalde Gallardón, la presidenta Aguirre y el gobierno de Zapatero deben poner fin a estos espectáculos de culto integrista y próximo a la extrema derecha, como el que han montado ayer los llamados Kikos, otra vez en la plaza de la Cibeles e irrumpiendo en el centro de Madrid. Y todo ello, después de siete días de “papado” abusivo, invasor y ostentoso y de la barra libre que estos mandatarios le han dado al cardenal Rouco Varela. ¡Ya está bien! Y que vuelva la normalidad y la verdadera democracia de una puñetera vez a la capital de España.