Cospedal, de blanco y negro

De luto riguroso como si se hubiera muerto El Quijote, María Dolores de Cospedal desfiló en la procesión del Corpus de Toledo luciendo mantilla española de encaje fino, un espectacular collar de perlas, un rutilante broche de brillantes que sujetaba la peineta y una sonrisa de oreja a oreja que destilaba triunfo político y personal. […]