Secretos a voces

Me cuenta un “ratoncito Pérez”, de esos que esconden las monedas bajo las almohadas de los niños que pierden su primer diente, que el noviazgo de Pedro Almodóvar con el festival de Cannes ya está amañado y que su última obra maestra “La piel que habito” ya está predestinada para la Palma de Oro del festival. Lo que nos parece muy bien a ver si con el manchego mejora un poco el cine español en el que solo Santiago Segura y sus Torrentes consiguen que los americanos no se queden con el taquillazo nacional en estos tiempos de la ministra Sinde, la enemiga de Internet.

El noviazgo que no se ha confirmado, por mas que este rumor no para de crecer en los mentideros de la capital, es el de Jiménez Losantos con María Antonia Iglesias por eso de que los extremeños, o los extremos, se tocan. Por el contrario no cesa de subir como la espuma la posibilidad de un fichaje del tal Losantos por el grupo Vocento para su cadena Punto Radio –a pesar de las embestidas que este mandril les lazó a los de Vocento desde la COPE-, aunque lo que de verdad le gustaría al personaje es dirigir el ABC, para liquidar a Rajoy en el PP.

Por eso Pedro J., quien al parecer pretende fichar a Ignacio Camacho de columnista, a ver si con ello lograr mejorar su destartalada escudería de opinadores y de viejos verdes, ha vuelto a recuperar a Federico (que está “arruinado” en sus aventuras audiovisuales) para su página “dos”, después de tenerlo castigado unos meses en el interior.

Pedro J. está muy nervioso con la pérdida de lectores de ‘El Mundo’ –en beneficio del ABC- y se desparrama por tierra, mar, aire, radio, tv, e internet desesperadamente y con un doloroso y dañino contorsionismo que, como siga así, le acabará por dañar sus caderas y el día menos pensado lo van a tener que operar (aunque no será nada grave) en un hospital de Madrid, o en el Monte Sinaí de Nueva York.

Aunque para contorsionista el señorito Gallardón con su nueva iniciativa electoral con la que pretende expulsar a los mendigos de las calles de Madrid, lo que ha provocado otro lío y otra revuelta en el PP. Y ha roto la luna de miel que mantenía con Aguirre que, mas lista, ha dicho que ni hablar del peluquín, aunque en privado podría haber dicho nuestra querida condesa de Bombay que si “Gallardón no quiere ver mendigos en Madrid que se los lleve al yate de Fefé”, si es que don Fefé, el de las calzas verdes, todavía no vendió el yate como su amigo el Pocero y lo tiene en buen puerto o dando vueltas por ahí.

Y ya puestos a contar secretos a voces les contaré que no es cierto que Zapatero vaya a ser fichado por Rodrigo Rato para el consejo de Caja Madrid, una vez que abandone la presidencia del Gobierno aunque el rumor no cesa de subir en las altas torres de Bankia (torres mas altas cayeron) a cambio de que el Banco de España no meta en la campaña electoral que se avecina un conocido dossier sobre bancos y políticos, que Aznar tenía a buen recaudo y al que Rajoy le teme como a un nublado.

Sobre el autor de esta publicación