Comienza el maratón Real Madrid-Barcelona

Mientras el Financial Times nos augura que España será intervenida por el rescate de la UE porque vamos a peor, y mientras Zapatero se nos va de vacaciones al Oriente, ahora que se siente liberado y en la despedida del poder, en España nos aproximamos a la Semana Santa que el  manchego Barreda ha querido eliminar de la tradición, y con la amenaza de los 110 kilómetros por hora impuestos por Rubalcaba para que aumente la desesperación de los conductores del país, como la de los fumadores y los de todos esos colectivos que son víctimas de este gobierno en  y aquí incluidos de especial manera millones de parados.

Pero, eso sí, siempre nos quedará la válvula de escape del balón de fútbol, el deporte nacional, el “pan y circo” del pueblo indignado, arruinado o sin esperanza. Así, si el pasado año fue el mundial de Suráfrica donde España se alzó con una histórica victoria luciendo un futbol genial y de salón, ahora es el duelo continuado de dos grandes, el Barcelona y el Real Madrid, lo que más excita los ánimos futboleros de la nación.

De manera que acomódense ante su televisor y esperen a ver el mejor espectáculo del mundo. Un suelo a “muerte” y a cuatro a saltos por la triple corona de la Liga Española, la Copa del Rey y la Champion de Europa. El triplete que logró el Barça hace dos años como preámbulo del triunfo del mundial, y que ahora se disputan los equipos del sabio Guardiola y del fiero Mourinho, siempre y cuando mañana y pasado el Barça y el Madrid pasen las eliminatorias que les esperan de la Copa de Europa. Los catalanes frente al Shakhtar (el martes) y los madrileños frente al Tottenham (el miércoles), dos partidos de trámite vistos los excelentes resultados de la ida (5-1, para los blaugrana y 4-0 para los blancos). Ambos partidos serán de precalentamiento, y en cierta manera el inicio del gran maratón del mano a mano de los líderes y las estrellas futbol español.

Pero si todo sale como se espera el sábado 16 comenzará el duelo de los dos grandes, que tendrá repercusión no solo española sino mundial. El Madrid recibirá al Barça en el Bernabeu –donde el presidente culé Rossell ha anunciado que los suyos ganarán 5-0, como la última vez-, en partido de liga que puede ser definitivo a favor de los catalanes si pierde el Madrid. Luego, cuatro días después –el 20 de abril- llega la final de la Copa del Rey en Valencia donde los dos grandes se vuelven a encontrar. Y como guinda -y si han pasado los cuartos de final europea de este semana- otra vez y por tercera vez (el 27 de abril), el Madrid y el Barça se verán en las semifinales de la ChampionLigue europea y el 3 de mayo en Barcelona el partido de vuelta para ver quien pasa a la final de Wimbledon. Es decir cuatro partidos Real Madrid-Barcelona en menos de un mes. ¿Quién da más?

Y además con el espectáculo garantizado por la presencia de las primeras estrellas del fútbol mundial, como Messi, Ronaldo, Casillas, Iniesta, Benzemá, Villa, Higuain, Piqué, Kaká, Javi, De María, etcétera. Y al frente de las dos escuadras los magos del banquillo: Guardiola, el fino estilista y director de la orquesta sinfónica catalana; y la furia del provocador Mouriño, domador de la caballería de estrellas del Madrid.

O sea, fútbol, fútbol, fútbol, mas vacaciones de la Semana Santa, y luego como colofón de todo ello apertura oficial de la campaña electoral para las elecciones municipales y regionales del día 22 de mayo. Menudo maratón de balón con estrambote final electoral, donde también se va a jugar una final entre el PSOE y PP de las dos que tienen todavía por delante porque después vendrán elecciones generales, previstas para 2012, por lo que pasaremos todo el año en plena campaña electoral. Como ahora tenemos un mes de excitación futbolera que, por lo menos, nos hará olvidar las carencias de la política y los trucos de la pre campaña electoral. A partir de hoy rueda el balón, pasen y vena el gran circo del sol del futbol español y mundial. Y además gratis total.

Sobre el autor de esta publicación