23-F, aniversario color de rosa

El régimen nacido de la transición está fuerte, sólido y ufano a pesar de que España está por los suelos del paro y el prestigio de nuestro país se desvanece en el mundo por la grave crisis de nuestra economía y el descrédito de la clase política que subrayan las encuestas, empezando por los líderes nacionales Zapatero y Rajoy que acumulan los mas altos niveles de desconfianza ciudadana del 80 y 78 por 100, respectivamente.

Pues bien, cada vez que nuestros políticos, los de antes y los de ahora se reúnen para festejar algo y darse un poco de autobombo se van por los cerros de Úbeda y no paran de darse abrazos, besos y elogios mutuos, como ocurrió en el día de ayer con motivo del 30 aniversario del golpe del 23-F, del que dijo el Rey que ya se sabe todo y que el resto se lo inventan algunos. ¿Se refería el monarca en este caso a su ex preceptor Armada, ese militar golpista que ante los micrófonos tontos de la prensa ha tenido desvergüenza de decir que él fue el salvador del golpe de Estado?

Menos mal que Pepe Bono, por ejemplo, tuvo el detalle de reconocer los errores del PSOE en el acoso a Suárez en los duros años de plomo de ETA y conspiraciones golpistas. Pero ya puesto al manchego le faltó pedir a González un “mea culpa” por sus coqueteos, o de Múgica, con Armada. Aunque imaginamos que sería mucho pedir, o puede que no vista la reciente locuacidad de F. González en relación con la trama de los GAL.

En este aniversario no ha existido mas que el autobombo. Nada de autocritica y ningún esfuerzo de clarificación de lo que verdaderamente ocurrió el 23-F, de las grabaciones a los golpistas, de la trama civil y militar del golpe, de los documentos que se guardan en el Tribunal Supremo y que el Parlamento debería de exigir su publicación, por ley si hace falta. Y así en medio del autobombo general el golfo de Armada se ha presentado como el salvador del golpe de Estado.

Y la clase política, la de antes y la de ahora, tan campante y el país, España, hecho unos zorros aunque sin riesgo de un golpe de Estado ¡faltaría más, a estas alturas! Y pelillos a la mar, como si no hubiera pasado nada y los golpistas casi todos ellos de rositas, y los medios de comunicación venga a contar historietas del abuelo cebolleta. ¿Dónde estaba usted el día del golpe? ¡Menuda idiotez! El único que se ha salvado de semejante festín ha sido el verdadero héroe de la democracia y del Golpe, Adolfo Suárez que está en su limbo particular, que defendió la Democracia, que se enfrentó a Tejero, que no se tiró al suelo, que había echado a Armada de la cúpula militar y que en la Historia está.