Cospedal estás forrada

Está muy bien lo de la transparencia pero el sueldazo de María Dolores de Cospedal de 240.000 euros anuales en 2009, lo que supone una media de 20.000 euros por mes, es como diría Raphael “un escándalo”.

Está muy bien lo de la transparencia pero el sueldazo de María Dolores de Cospedal de 240.000 euros anuales en 2009, lo que supone una media de 20.000 euros por mes, es como diría Raphael “un escándalo”. No inmoral, ni ilegal, pero por muy trasparente que sea es un sueldo propio de altos ejecutivos de Wall Street. Desde luego en estos malos tiempos que corren en España, con cerca de casi cinco millones de parados, la super nómina de la secretaria general del PP clama al cielo sobre todo en un país donde las cosas están muy mal, la envidia es deporte nacional y donde siempre se ha dicho que el PP es el partido de los ricos.

Y luego llega Cospedal, o Montoro en este caso, y dice que para salvar lo de las pensiones hay que recortar o quitar las ayudas a la Cooperación con los países más pobres de la Tierra, a lo que Salgado o Rubalcaba podrían responder que el PP se rebaje los sueldos y que apadrinen a niños que se mueren de hambre en el mundo, que son muchos.

Ya sabemos que en esto del sueldo de los políticos puede haber mucha demagogia barata y que por lo general están muy mal pagados y por eso muchos ciudadanos de alta cualificación –y porque los diputados están a la orden de los partidos y no hay democracia de verdad- no quieren entrar en política. Pero el caso de Cospedal es llamativo por ser como es esta señora la número dos del PP y acumuladora de cargos varios.

Y mire usted por dónde, pensábamos que ella había hecho una buena boda que seguro que es así porque su marido tiene muy buena cabeza y patrimonio, pero al final se puede afirmar que menudo braguetazo dio Ignacio López del Hierro al casarse con la Cospedal, y eso que se dice que él también está “forrado”. O sea que son guapos, ricos y famosos, y que si la transparencia de doña María Dolores llegara al conjunto de su ámbito familiar las cifras a lo mejor aparecerían en Forbes o en a la portada del Financial Times.

Claro y el pobre Barreda lampando, y haciendo la goma con Zapatero al que un día lo pone a parir y otro le pide disculpas. Y el que estará que se frota las manos será Pepe Bono al que Cospedal lo ha vuelto loco con lo de su patrimonio inmobiliario familiar, y ahora resulta que la señora no está nada mal de pudientes, con lo que se va empatando el partido de los ricos de La Mancha. Aunque empieza a estar claro que a Cospedal –que abrió el fuego sobre el patrimonio familiar de Bono- ahora en la campaña electoral que está al caer la llamarán “la millonaria del PP”. De igual manera que a Bono le llaman “el millonario del PSOE”.

María Dolores podía haber hecho una donación de su sueldo del Senado, o de la Abogacía del Estado, o ambas cosas a Cáritas y todo había quedado más transparente, mucho más bonito e incluso ejemplar. Pero resulta que la han pillado en Toledo en la pomposa boda del Duque de Feria –otro error- con lo más granado del papel “couché”, y a las pocas horas le sacan lo del sueldo, y ya tenemos lio para rato y villancicos de Navidad que van a sonar a las puertas de su casa –o de su mansión- como ese que dice así: “De quien son estos palacios/ con ventanas y balcones/ pues son de las Cospedal/ que tiene muchos millones./ Dame el Aguinaldo/ carita de rosa…”

Y para colmo, la condesa de Bombay, Esperanza Aguirre, llorando por las esquinas porque decía aquello -¿se acuerdan?- de que “no llegaba a final de mes”. Es que las chicas de Rajoy, empiezan a ser “las chicas de oro”. Pero eso es lo que hay, amén de un poco de imprudencia y ostentación, aunque ellas dirán lo de “ande yo caliente y ríase la gente”. Y mientras las encuestas les concedan la victoria pues no hay más que hablar. Aunque de todo esto se va a hablar y mucho, ya lo verán.