El dinero es poder y el poder es dinero

La gente sabe que la vida de cualquiera gira en torno al dinero. Tome la forma que tome, desde el puro truque al invisible de las transacciones económicas electrónicas. Aunque hay otro dinero invisible, o casi, del que hablaremos mas adelante.

Entendemos por dinero todo bien o activo que se aceptado como medio de pago por los agentes económicos para sus intercambios. Pero además el dinero cumple la función de ser unidad de cuenta y depósito de valor.

La palabra dinero viene de la moneda romana de plata Denarius, pero en realidad surge en sus formas primitivas mas próximas al truque como consecuencia del éxito de la Agricultura y la Ganadería que no solo abastece a los ciudadanos empleados en ello sino que sobra. El excedente de valor puede entonces ser aplicado en otras poblaciones por otras personas que estarán dispuestos a intercambiar valores. Este concepto es importantísimo porque facilita la división del trabajo y la profesionalización lo que evidentemente redunda en la ampliación de los excedentes. Y desde el principio se acepto el patrón oro y plata por el valor de estos metales en sí y por el valor de ese metal en su peso.

Según Herodoto fue bajo el reinado de rey Giges que el pueblo Lidio el primero en acuñar monedas, es decir certificar su peso y por tanto su valor, además fue también el primero en establecer tiendas de cambio en lugares establecidos. Parece que la primera moneda acuñada fue el Electro, mezcla de oro y plata de 4,76g y mas tarde, el Estatero de 1,41g de Electro y que venía a ser el sueldo mensual de un soldado. Desde aquella segunda mitad del S VII a.c. han pasado muchas formas de moneda por el mundo, pero no así su significado y su importancia que fue creciendo hasta llegar a hoy donde la disyuntiva de si se puede o no se puede comprar es la gran cuestión en el ágora moderno, la globosfera.

El problema del dinero es su manejo. La primera moneda acuñada, ese Electro del que hablamos antes llevaba la imagen de un león, que no era sino la imagen de la realeza: El Poder. El poder manejó y maneja el dinero pero el dinero manejó y maneja el poder. No vamos a extendernos en los antecedentes más próximos o lejanos, pero las grandes cuestiones de la humanidad son o no posibles si como dice el dicho catalán si la bolsa zona.

El círculo vicioso entre poder y dinero se establece desde los inicios históricos y no ha parado de girar entre si. Y las páginas de los periódicos ya están cansadas de publicar las noticias que no son sino la misma: La constatación de cómo el dinero financia el poder para obtener dinero y como el poder se vale del dinero para obtener poder. La cuestión de la financiación de los partidos y la gestión de los contratos a dedos no es sin o una cadena de hechos consumados donde las diferencias están establecidas exclusivamente en las cantidades. Si el 3% de CYU era o no suficiente y si las prebendas de esta sobre sus financiadores eran equitativas o no.

Si uno se queda un par de semanas en este país, tiene rápidamente la sensación que el poder está absolutamente corrompido por el dinero y que el dinero no busca su mejor eficacia si no su influencia en el poder, para cobrarse lo invertido. Y esa idea de corrupción generalizada es una ola de desánimo y pesimismo para quien intenta formarse, arriesgar sus medios y trabajar con eficacia y responsabilidad porque le queda la impresión que nada de eso va a valer al final y que su oferta puede quedar debajo de otras que son aceptadas espureamente. Y eso es terrible para el futuro de este país. Porque si no conseguimos sacar la vida económica de los devaneos. Seguiremos en manos de ladrones sin escrúpulos que lo mas que han hecho en la vida ha sido ocultar el dinero obtenido fraudulentamente. Lo peor de todo es que la duda de que esto pueda cambiar se mantiene intacta en la conciencia de la sociedad civil que ve como sus esfuerzos nobles se van por los sumideros de los paraísos fiscales.

 

Poderoso caballero sigue yéndose aunque yo no nazca en las Islas honrado sino culpable. Abril