La maldita ira

LA GENTE, UN DÍA, escucha a un tipo en su declaración judicial por presunto (sic) asesinato de una joven marroquí en Tarragona, que le dio tal rabia cuando ella le dijo que no quería casarse con el, se airó de tal manera que allí mismo en la acera le atizó doce puñaladas, todas ellas, al […]