USA: el nombre del presidente ya está decidido

Cuando solo quedan 24 horas para la jornada electoral de los comicios presidenciales de los EE.UU. se puede decir que la gran mayoría de los ciudadanos electores de este país ya ha votado. Porque el voto por correo y el voto anticipado personalmente alcanza a casi 92 millones de personas.

Las que han adelantado su voto por temor al contagio del Covid-19 en las largas colas del día oficial de votación de mañana martes, lo que constituye un hecho inédito en USA sobre una participación electoral estimada en unos 130 millones de ciudadanos.

Lo que quiere decir que en esos votos por correo y anticipados ya está el nombre del nuevo presidente de los Estados Unidos. Aunque el vencedor se conocerá probablemente a lo largo del miércoles 3 de noviembre -e incluso más tarde- porque se anuncia un recuento largo y conflictivo, de los votos directos y de los que guardados ya están en los colegios electorales.

Sin embargo, los dos grandes candidatos Donald Trump y Joe Biden siguen librando una dura batalla en los llamados ‘Estados decisivos’ de Florida y de las zonas industriales de Pensilvania, Michigan y Wisconsin. Porque son los ‘votos electorales’ de estos cuatro Estados los que pueden dar la victoria a uno u otro candidato.

Así ocurrió en 2916 cuando Trump arrebató a Hillary la victoria en los ‘votos electorales’ de esos cuatro Estados, a los que también convendría sumar a Ohio y Arizona como dos territorios en claro e incierto litigio.

La hora de la verdad se acerca y la cuenta atrás de las últimas 24 horas antes de la jornada ya está en marcha, mientras Trump y Biden viven unos frenéticos momentos de mítines de última hora que llegarán hasta el final del lunes día 2. Y puede incluso que continúe a lo largo del martes electoral, una vez que en USA está permitido y no existe la jornada de reflexión.

¿Qué va a pasar? Las encuestas siguen dando ventaja y la victoria a Biden, pero también es cierto el ímpetu incansable de Trump en la recta final de esta tensa e inédita campaña electoral, marcada por la gran pandemia del coronavirus que los últimos días ha batido récords de contagios de hasta cerca de 100.000 ciudadanos en solo 24 horas lo que constituye un desastre nacional.

Y lo que se ha convertido en el centro de los discursos de Biden y Obama (el ex presidente muy activo en la campaña) contra Trump que sigue quitando importancia a la pandemia y acusando a Biden de querer confinar el país.

Máxima expectación pues en USA y en todo el Planeta y preocupación en Europa ante la posibilidad de una victoria de Trump porque sin lugar a dudas dañaría las relaciones económicas, comerciales y diplomáticas en el campo occidental. Como preocupación máxima la hay en los EE.UU. a la espera del que será un largo y conflictivo recuento electoral.