Prisa: una cuenta dos versiones

Uno de los agujeros negros del periodismo español es la pésima práctica en la información sobre el propio medio y los competidores. Una práctica que empaña la imagen, la reputación y la credibilidad. Si no son profesionales informando sobre ellos mismos porque van a serlo en lo demás. Las informaciones sobre audiencias y semejantes, que publican simultáneamente los medios rozan lo absurdo al retorcer los datos para extraer de ellos lo que más les conviene. Tan ridículo como penoso. Habitualmente son informaciones que no firma nadie, se atribuyen al colectivo lo cual apunta a que los redactores profesionales evitan riesgos.

El martes el grupo Prisa remitió a la CNMV, como es preceptivo, su informe de resultados del tercer trimestre del año incluyendo el acumulado del año. Esta información llega a renglón seguido de que uno de sus últimos accionistas (el grupo Vivendi) haya solicitado al gobierno (también preceptivo) autorización para elevar su participación hasta rozar el 30%, límite para tener obligación de presentar una OPA.

El diario Expansión, atento por su especialidad a los resultados empresariales, publica una breve nota (150 palabras) en sus páginas titulada “Prisa pierde 82 millones € hasta septiembre". Un dato relevante y objetivo. Destaca que las ventas de nueve meses alcanzan la cifra de 485 millones de euros (-1,8%), con un ebitda de 18 millones -23%), y pérdidas de 81,8 millones (+80%). La deuda a finales de septiembre es de 734, 55 más que hace un año. La cotización de la acción subió un 19,5% el día anterior tras el anuncio de Vivendi de su intención de subir su participación al 1,9%. Concluye Expansión que las acciones de Prisa han perdido un 25% este año.

El diario El País ofrece en sus páginas de economía una información sobre los resultados de su editora que solo incorpora de los datos señalados por expansión el aumento de la cotización del 19,5% durante la última sesión. De las ventas solo señala las correspondientes al tercer trimestre (18º millones (+27%), mejora de los negocios de educación (+38,6%), y Media (17,4%) y un flujo de caja de 22 millones, con rebitada, excluidas indemnizaciones de 24 millones (+424%). Añade que el resultado neto fue negativo por 25,7millones, en el tercer trimestre.

Una sola cuenta, pero dos lecturas diferentes. Los datos elegidos por uno y otro medio, exigidos por la misma profesionalidad, son manifiestamente divergentes y pueden inducir interpretaciones “alternativas”. El titular de El País reza “El presidente de PRISA dice que el interés de Vivendi refuerza al grupo.

Ni uno ni otro medio señala que los fondos propios del grupo (patrimonio neto) alcanza los 489 millones en negativo, un 20% superiores a los de finales del año anterior, que supone causa de disolución en ausencia de una recapitalización inmediata.