Ana Botín propone invertir y crear empleo y ofrece crédito

Las juntas generales han sido siempre un escenario no solo para exponer los resultados y las estrategias de las compañías, también para hacer propuestas de más alcance y emitir juicios sobre la situación general de la economía. La Junta general del Santander se celebró esta semana de forma telemática con el preceptivo informe de su presidenta Ana Botín. La pandemia del Covid 19 ocupó parte de ese informe con descripción de lo que el banco hace ante el reto bajo el lema: “proteger y apoyar”; proteger a la plantilla de 200.000 empleados en todo el mundo, con más de la mitad de la plantilla en teletrabajo, lo cual permite el cierre provisional de buena parte de la red de oficinas con objeto de mitigar posibles contagios. Y apoyar a los clientes con crédito que sostenga la actividad de las empresas.

El banco ofrece líneas de crédito con un monto inicial de 20.000 millones de euros, ampliables a 30.000. Garantizar liquidez es uno de los objetivos asumidos por las autoridades que recomiendan al sector financiero instrumentar una activa política de financiación apoyada por líneas de avales públicos.

Ana Botín  señaló en su informe que además el banco tiene un compromiso social de apoyo a las necesidades sanitarias ante la epidemia que se concreta en donaciones de material y fondos: 25 millones procedentes del recorte de retribuciones de los cuadros directivos y de donaciones personales.

Ampliar la oferta crediticia exige ampliar la base de capital para el cumplimiento de los requisitos regulatorios. Para ello el consejo del Santander ha decidido aplazar el reparto de dividendos cancelando el complementario del 2019 (1.600 millones de euros) y posponiendo los a cuenta del 2020 que se iban a proponer a la Junta General antes de la crisis. Retener esos fondos en la base de capital mejora la solvencia y permite el crecimiento. El banco celebrará en octubre una Junta General Extraordinaria que considerará la política de dividendos con información actualizada de la evolución de la crisis. En el ámbito de lo general la Presidenta del Santander advierte que para afrontar la recesión es esencial animar a los empresarios para que “inviertan y creen puestos de trabajo”. Señala que el sistema financiero forma parte de “la solución y que hoy es más fuerte que antes”.

El discurso de Botín a la Junta General del Santander se une a los de otros Presidentes de grandes empresas que estos días desgranan estrategias y decisiones para mitigar los efectos de una recesión que hoy es un dato. Cada gran empresa cuenta con su propia caja de herramientas que coinciden en mantener el empleo, adelantar el pago a proveedores (Mercadona ha concertado a ese fin una línea de crédito comercial bajo la modalidad de confirming por 2.100 millones de euros), así como llevar adelante sus planes de inversión, es el caso de Iberdrola.