El XXV Informe de la Fundación Encuentro

Este mes de diciembre de 2018 va de de aniversarios y de novedades; entre los primeros el 40 de la Constitución, dos generaciones, que cursa con sentimientos de fatiga, de permanencia y de reforma. Y entre las novedades el vuelco electoral andaluz que abre expectativas de cambios más decisivos en el panorama político nacional. Dos días después de conocidos los resultados andaluces se advierten dos fenómenos: ninguno de los contendientes tradicionales admiten el rapapolvo que les han dado los electores y segundo, se abre una etapa compleja de negociaciones para formar gobierno que conducirán a alianzas inesperadas e imprevisibles o a un fracaso que concluya con nuevas elecciones. Tiempo habrá para conocerlo y analizarlo.

Entre los aniversarios del mes cuenta también el 25, que es un número redondo, de los Informes sociales sobre España elaborados anualmente por la Fundación Encuentro que fundó y dirigió el jesuita José María Martín Patino y que tras su fallecimiento tutela la Universidad de Comillas con una cátedra creada al efecto.

Los informes de la Fundación presentan año tras año un panorama de la sociedad española con análisis de algunos de sus aspectos más relevantes que tienen que ver con la demografía, los valores y las tendencias sociales. Los sucesivos informes, elaborados por académicos y debatidos entre profesionales expertos antes de su publicación, componen un retrato complejo y completo de las tendencias sociales y de los problemas más urgentes y relevantes de la sociedad española.

El de este año se detiene en el empleo creado tras la Gran Recesión que adolece de precariedad, temporalidad y parcialidad. Otro capítulo analiza la evolución de los hijos de los inmigrantes, sus resultados académicos y modelos familiares. El tercero se refiere a la baja fecundidad española y a sus causas y consecuencias. El Informe incorpora dos capítulos sobre la geografía de la despoblación, la llamada España vacía, y sobre el voto nacionalista y su base social. Para concluir con un estudio sobre el cambio climático y un introducción general sobre el cambio de valores y la cultura cívica en España entre finales del siglo XX y el XXI.

Pero al margen del contenido del Informe el dato que merece ser destacado, que lo fue a lo largo de la presentación del mismo, es el del espíritu que tiñe todos los informes publicados hasta ahora y que caracterizó a su promotor y fundador, a José María Martín Patino, que practicó con tesón y éxito la reconciliación entre españoles, el encuentro de los distintos y el diálogo. Valores todos ellos que no son los dominantes en la sociedad española, especialmente en el ámbito del la política, que se caracteriza estos últimos tiempos por la confrontación, el desencuentro y la discrepancia ruidosa y airada.

Patino fue “tejedor de voluntades de entendimiento”, señaló el rector de la Universidad de Comillas en la presentación del Informe. Patino insistió sobre la necesidad de conocer la realidad para elaborar análisis y propuestas efectivas y correctas; y Patino cultivó la amistad y la confianza mutuas ¿Quién se ocupa hoy de algo parecido? y sin esa cultura del encuentro, ¿es posible sostener y mejorar la democracia?.

A los XXV años del Informe de la Fundación Encuentro merece la pena actualizar y revivir los fundamentos y objetivos que llevaron a Martín Patino a poner en marcha esta iniciativa.