Un punto de desviación del déficit... ¡tela marinera!

En circunstancias normales sería un nuevo gobierno y, muy probablemente, otro ministro de Hacienda, al que le hubiera tocado presentar las cuentas del año 2015 con la sorpresa de que la desviación de déficit (negada por el presidente y sus ministros con insistencia antes de las elecciones de diciembre) alcanza un punto, diez mil millones […]