Ese curioso grupo llamado Imagina

Expansión en su página 6 de ayer (con breve llamada en primera) destaca que Mediapro (en realidad grupo Imagina) se propone “salir a bolsa en el plazo de dos o tres años, una vez que se clarifique el panorama audiovisual en España (venta de Canal + y eliminación de canales de televisión) y el mercado se estabilice”. La fuente no puede ser más autorizada, Jaume Roures, socio fundador de Mediapro y uno de sus principales accionistas. Son varias las condiciones previas, alguna probablemente de imposible cumplimiento ya que ese no es un sector propenso a la estabilización; pero parece evidente que se trata de un grupo, poco conocido, probablemente mal valorado, que dispone de una estructura y una dimensión adecuadas para cotizar en los mercados abiertos al lado de Mediaset España (IBEX35), Atres Media, Prisa y Vocento (mercado continuo), que son los cuatro valores españoles cotizados del sector, con capitalizaciones respectivas de 3.500, 2.800, 920 y 270 millones de euros.

Roures avanza algunos datos del grupo, disponibles en una presentación abierta en su página web corporativa que permite una primera aproximación al perímetro de un grupo audiovisual construido en el corto período de dos décadas. Como datos de referencia: 1.350 millones de euros de facturación el año 2013 (un tercio fuera de España), 3.500 profesionales en plantilla (de ellos 560 periodistas), 240 millones de deuda, y 120 millones de euros de beneficio neto. Y entre los activos un 10% de Antena 3.

Detrás quedan los enfrentamientos, aún no resueltos, con el grupo Prisa por los contratos televisivos del fútbol español, que en su momento forzaron un concurso de acreedores del grupo Imagina, y los consiguientes conflictos con Competencia y con los clubes. Los derechos deportivos significan casi la mitad del volumen de negocio de Imagina con su cara y su cruz. La cara de una gran experiencia en ese complicado negocio y la cruz de la volatilidad del mismo. Pero la experiencia internacional y la diversificación en diversas competiciones supone una ventaja comparativa con otros competidores globales y, desde luego, nacionales.

La estructura de capital del grupo es una de las razones que aconsejan la salida a bolsa, junto al grupo fundador (los tres socios de Mediapro y los del grupo Globomedia) que controlan la gestión y un 52% del capital, aparecen tres grupos potentes: la multinacional WPP (17%), los mexicanos de Televisa (14%) y el grupo financiero español Torreal (17%). Para todos ellos la bolsa supone una oportunidad para hacer buena su primera inversión de riesgo.

Con esa facturación y diversificación del negocio en la creación, producción y distribución de contenidos audiovisuales, Imagina puede ser uno de los primeros grupos españoles del sector (al lado de Planeta) por volumen de negocio, tras la venta de Canal+ por parte de Prisa que dejará a este Grupo reducido a la mitad. Cotizar en bolsa conllevaría un ejercicio de trasparencia financiera y contable que ayudaría a consolidar y clarificar el sector.

Curioso Grupo este llamado Imagina, construido desde cero a lo largo de dos décadas con propietarios implicados en el negocio, conocedores del mismo y con experiencia acreditada tras duras confrontaciones con competidores poderosos y reguladores exigentes.