La señora ministra de Empleo

“Este gobierno ha hecho un cuadro macroeconómico creíble que hace que durante el año 2013 se pueda producir ese escenario de crecimiento del -0,5% que va a hacer posible que se pueda crear empleo a final del año próximo y que baje la tasa de desempleo”. Lo ha dicho la ministra de Empleo y Seguridad Social. En serio, lo ha dicho; he escuchado el corte dos veces. Lo he buscado en las páginas web del propio ministerio y de la Moncloa, pero no aparece. De manera que deben ser palabras de político profesional, de las que no valen un real.

La ministra debe estar al tanto de los temas, leer los dossieres y escuchar los informes, incluso puede que tenga criterio propio. Pero a la vista de sus comentarios, al hilo de las previsiones  del FMI, a los que responde son seguridad, uno empieza a pensar que lo que nos pasa lo tenemos merecido.  España tiene un problema central, capital, decisivo: el paro. Pues toma ministro competente, experimentado, contrastado… ¿Qué pueden pensar nuestros acreedores y socios a poco que escudriñen en el currículum?

No conozco a la señora Báñez, seguro que es una excelente persona que se merece todo, pero carece de hechuras para la carga y la responsabilidad que la han encomendado; comentarios como los citados deberían llevar a quienes la estimen a sugerirla que no insista, que se dedique a lo que sabe, que el Señor no la ha llamado a la tarea que la encargó su jefe político.

El gobierno “ha hecho un cuadro macroeconómico” dice la ministra. ¿Se hacen esos cuadros como los albañiles una pared? Y remata con un “crecimiento del -0,5%”, pero ¿se puede crecer decreciendo? Y peor aún si cabe, con ese -0,5% “se creará empleo a fin de año”, ¿menos PIB y más empleo?  ¿Cómo se lee eso?

Este gobierno sufre demasiados agujeros negros, gentes que no están a la altura de los problemas que tienen  que gestionar, lo cual significa enorme sacrificio por su parte (o algo que prefiero no reconocer) y una enorme crueldad por parte de quien les ha puesto. Alguien debe decirle al presidente del gobierno que este partido contra la crisis va en serio, es más que una final, y requiere convocar y alinear a los mejores, porque aun con ellos es posible que se pierda la partida.

La señora Báñez sería una excelente funcionaria del partido, del grupo parlamentario, diligente, dedicada, leal, pero de lo que la han encomendado no sabe de la misa la media, ni sabe ni aprende; comentarios como los que encabezan esta nota no pasan el primer corte de idoneidad, mantenerla es una crueldad.

fgu@apmadrid.es

Sobre el autor de esta publicación