Bankia, el precio se acerca a menos

¿Cuánto valen las acciones de Bankia?, cada día que pasa algo menos, con tendencia a cero. No es extraño ni atípico; las acciones de valores que sufren incertidumbre van camino al infierno hasta precios de saldo, precios basura. El valor de una acción es aquel que alguien está dispuesto a pagar cuando hay oferta en el sistema; y ese valor depende de la utilidad. En otra crisis los títulos de Altos Hornos, un valor muy celebrado en la bolsa antigua, tuvo interés para decorar biombos, eran títulos con diseño, buen papel que daban un excelente forro, vistoso y de calidad. Como valor para ahorrar, para esperar dividendo o plusvalía, no valía nada, pero para el biombo alcanzó un precio.

fgonzalu@nebrija.es

Bankia cuenta hoy con la garantía de la titularidad del estado de su accionista principal, el llamado BFA que, previsiblemente integrará ambas sociedades en una sola cuando aborde el ejercicio de simplificación y ordenación.

Pero aunque la entidad tenga la solvencia de la garantía del Estado para sus depositantes y clientes, la expectativa de sus acciones es muy corta. La posibilidad de un dividendo es remota y la de una plusvalía también.

Los accionistas de Bankia tienen dos opciones, que pasan siempre por el olvido inmediato: vender cuanto antes y recuperar en torno a un tercio de lo vendido, o dejar en el fondo de un cajón el justificante en espera de que pasados unos años, cuando vengan tiempos mejores, la acción recupere valor.

Todo ello sin descartar que quien se siente engañado y pueda acreditarlo inicie una compleja denuncia que puede llegar a resultados imprevisibles. Al menos supone cierto derecho al pataleo y a que algunos se inquieten.