Advierte Juan Roig: “se puede estar peor…”

El presidente y creador de Mercadona, una de las empresas más exitosas del último tercio de siglo, tiene tanta autoridad como el que más para hablar de economía y de futuro. Durante el pasado año Mercadona contrató 6.500 personas, hasta 70.000 empleos directos que se multiplican en empleo inducido hasta 400.000. El dato otorga a Juan Roig el carácter de portavoz de expectativas y esperanzas. Ese dato y el hecho de que sus comparecencias anuales para presentar los resultados y la estrategia de la compañía (una empresa privada y familiar) acreditan que este hombre hace los mejores pronósticos sobre las expectativas económicas.

El carro de la compra Mercadona es uno de las referencias más valiosas sobre las tendencias del consumo y el estado de las economías familiares. Y los argumentos de Roig tienden a estar preñados de sentido común y oportunidad. Hace un año señaló que el 2011 sería mejor que el 2012, contra lo qu3e sostenían la mayor parte de los analistas, cuyas proyecciones e intuición apuntaban a una recuperación modesta e inminente.

Por múltiples razones, no todas previsibles, esa recuperación se extravió a mediados de año hasta desembocar en una segunda recesión, de la que advirtió el presidente de Mercadona. Un par de años antes, cuando empezaba la crisis y algunos imaginaban brotes verdes donde no había nada, fue Roig también el primero en aplicar en su empresa y entorno planes muy exigentes, profundos, para reducir costes y ganar eficiencia, algunos muy contestados, y trasladar esos ahorros al consumidor final, con objeto de sostener la demanda interna y no complicar, más aun, la vida a los clientes.

Aquella fue una estrategia acertada, Mercadona redujo beneficios el 2010 pero mejoró su cuota de mercado, de tal manera que pudo mantener un plan de expansión y crecimiento que se traduce en esos 6.500 nuevos empleos durante el 2011. Y a renglón seguido la empresa valenciana recupera márgenes y beneficios que le permite pagar impuestos, retribuir el capital con una cantidad semejante a la abonada al Tesoro y sostener las inversiones sin recurrir a la deuda.

Roig propone austeridad, acabar con el despilfarro y advierte que sin decisiones, en todos los ámbitos, que contribuyan a la recuperación este año 2012 puede ser mejor que el 2013. Aviso a navegantes desde la autoridad de quien domina el timón. Mercadona e Inditex, dirigidas y creadas ambas por personas discretas, independientes y audaces representan lo mejor del tejido empresarial español; demuestran que se puede gestionar con éxito en la crisis, que se puede crecer sin merma de compromiso con los clientes, proveedores y trabajadores.

Juan Roig advierte que se puede ir a peor, basta con no hacer, con resignarse, y no ponerse a la labor.

fgonzalu@nebrija.es