Zelenski se mantiene firme y asegura que Ucrania no entregará el sur a Rusia

El presidente se mantiene firme en no entregar el sur a Rusia y mantener en poder ucraniano el acceso al mar Negro

Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania

Europa PressZelenski insta a la OTAN a solventar "inmediatamente" las discrepancias sobre los aviones polacos

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha asegurado este domingo de madrugada que Ucrania no le dará el sur a Rusia y que el acceso al mar Negro será ucraniano.

De regreso a Kiev después de visitar la región de Odesa, en el sur del país, y donde se ha reunido con las Fuerzas Armadas que confrontan con las tropas rusas, el mandatario ucraniano ha declarado que "no le daremos el sur a nadie, le devolveremos todo y el mar será ucraniano y seguro".

"Hablé con nuestros defensores: militares, policías, Guardia Nacional, Defensa contra el Terrorismo. Su estado de ánimo es confiado, y es obvio que todos ellos no dudan de nuestra victoria", ha detallado Zelenski en su comunicado diario a la población ucraniana.

Asimismo, ha agradecido a las Fuerzas Armadas de Ucrania por su servicio y por la protección del Estado ucraniano, a la vez que ha lamentado que en el frente de Ucrania ha sufrido "pérdidas importantes".

"Muchas casas fueron destruidas, la logística civil se interrumpió y hay muchos problemas sociales", ha agregado Zelenski, que ha ordenado realizar "una asistencia más sistemática" a las personas que han perdido seres queridos, a la vez que ha asegurado que "todo lo destruido será restaurado". "No hay tantos misiles en Rusia como las ganas de vivir de nuestra gente", ha sentenciado.

Además, el jefe de la delegación ucraniana en las conversaciones de paz con Rusia, David Arajamia, ha apuntado la posibilidad de retomar las negociaciones a finales de agosto, una vez que Kiev haya logrado reforzar su posición con una serie de contraofensivas.

En una entrevista con la emisora "Voice of America", de la que se hicieron eco medios ucranianos, el negociador jefe declaró que Kiev no se plantea retomar las conversaciones por el momento, pero sí a finales del verano.

Para retomar las negociaciones, estancadas desde finales de marzo, el negociador puso como condición que las fuerzas ucranianas hayan conseguido reforzar significativamente su control sobre el territorio o que las tropas rusas se retiren "voluntariamente" a sus posiciones anteriores al 24 de febrero, día que comenzó la invasión.