Un bombardeo ruso provoca un incendio en la mayor central nuclear de Europa

Rusia estrechó el cerco sobre las estratégicas Mariúpol y Odesa, mientras Macron asume tras hablar con Putin que quiere controlar todo el país: "Lo peor está por llegar"

Guerra en Ucrania

EFEUcrania (2)

Guerra en Ucrania

Un bombardeo ruso impactó la madrugada de este viernes en la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, situada en el centro de Ucrania, provocando un incendio y afectando a una de sus unidades, afirmó el portavoz de esta planta. "Tras un bombardeo de las fuerzas rusas en la central nuclear de Zaporiyia, se ha declarado un incendio", indicó el portavoz Andrei Tuz en un video publicado en la cuenta de Telegram de la planta. Las Fuerzas Armadas ucranianas han confirmado que el incendio ha sido extinguido y no hay ni víctimas ni heridos. "A partir de las 06.20 horas --hora local--, el incendio en el edificio de entrenamiento de la central nuclear de Zaporiyia en Energodar se ha extinguido. No hay víctimas", han destacado en un informe en su perfil oficial de Facebook.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha dado un discurso a través de un video publicado en Facebook en el que ha pedido el cese de los bombardeos, denunciando que los tanques rusos "están disparando a unidades nucleares" y que estarían "equipados con cámaras termográficas".

En este sentido, Zelenski ha mantenido una ronda de contactos y ha hablado con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para recibir una actualización de la situación en la central nuclear, mientras la Casa Blanca estaría vigilando el incendio registrado, confirmado en un primer momento por el portavoz de la central, Andriy Tuz, quien ha advertido de un posible peligro real de amenaza nuclear.

El inquilino de la Casa Blanca ha hecho hincapié en que Rusia debe "cesar sus actividades militares en la zona y permitir a los Bomberos y al personal de emergencia acceder al lugar", según ha informado la Casa Blanca en un comunicado.

Zelenski también ha hablado con el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, que también ha condenado el ataque y ha solicitado "permitir el acceso sin restricciones de los servicios de emergencia a la planta", según un comunicado del Gobierno de Reino Unido.

Las autoridades locales han afirmado en un primer momento que las tropas rusas habrían impedido el paso de los bomberos, aunque posteriormente han confirmado que la central nuclear "está asegurada", según han destacado las agencias de noticias Unian y Ukrinform.

Por su parte, la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) ha informado en su cuenta de Twitter que "no se han registrado cambios en los niveles de radiación en el emplazamiento de la central nuclear" y que está en contacto con las autoridades ucranianas para controlar la situación.

Asimismo, el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, ha solicitado a las tropas rusas que dejen de atacar la mayor central nuclear de Europa porque "si estalla, será 10 veces mayor que Chernóbil". "El Ejército ruso está disparando desde todos los flancos sobre la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa. Ya ha estallado el fuego. Si estalla, será 10 veces mayor que Chernóbil. ¡Los rusos deben cesar el fuego inmediatamente y permitir a los bomberos establecer una zona de seguridad!", ha alertado Kuleba en su perfil oficial de Twitter.

El portavoz de la central ha señalado en un primer momento que "el equipo de la Federación Rusa" estaba disparando contra la planta de energía nuclear de Zaporiyia. "Existe una amenaza real de peligro nuclear en la planta de energía nuclear más grande de Europa", según recoge la agencia de noticias Unian.

El pasado 1 de marzo, la Agencia Internacional de la Energía (OIEA) perdió el contacto con las estaciones de monitorización radiológica automáticas ubicadas en la ciudad, que es el mayor de los emplazamientos nucleares de Ucrania.

Allí albergan seis de sus 15 reactores. Especialistas ucranianos tratan de determinar la causa de la pérdida de la transferencia de datos de la central nuclear de Zaporiyia y de restablecerla. Además, la AIEA ha aprobado una resolución en la que condena la toma de varias centrales nucleares ucranianas por parte de las fuerzas rusas.

Las Fuerzas Armadas ucranianas afirmaron este jueves que "continúan los esfuerzos" por parte de Rusia para llegar a las afueras de Zaporiyia y Mariupol, dos enclaves estratégicos que permitirían a Rusia cerrar el cerco y avanzar a otros puntos como Dnipro y Odesa. Estos últimos días, los residentes de Energodar y Zaporiyia han intentado bloquear las carreteras para retrasar el avance de las tropas rusas que finalmente han entrado en el territorio.

Corredores humanitarios

Rusia y Ucrania han alcanzado un acuerdo para la creación de corredores humanitarios para lo que Kiev espera que se establezca un alto el fuego temporal. La segunda ronda de negociaciones ha acabado con este pacto al cumplirse el octavo día de la invasión rusa. Horas antes, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, advertía tras hablar con su homólogo ruso, Vladimir Putin, que lo "peor está por llegar". Rusia intensificó este jueves su ofensiva sobre Ucrania. Ante el fracaso inicial de la operación, el Ejército ruso pasó al asedio de las principales ciudades del país. Tras tomar Jersón, las tropas rusas estrechan el cerco sobre Mariúpol y Odesa, dos ciudades portuarias claves para el éxito de su ofensiva.

Según ha trasladado el asesor presidencial ucraniano Myjailo Podoliak ambas partes han acordado el establecimiento de corredores humanitarios para la evacuación y la entrega de alimentos y medicinas en el marco del conflicto. En cualquier caso, Podoliak añadió que la delegación negociadora ucraniana "no obtuvo los resultados que esperaba y continuará el diálogo en una tercera ronda de conversaciones".

La segunda ronda de negociaciones entre Rusia y Ucrania sobre la invasión rusa tuvo lugar en Belovezhskaya Pushcha, en la región bielorrusa de Brest, cerca de la frontera polaca.

Mapa con ataques militares en Ucrania el 3 de marzo

Rusia reclama "la desmilitarización y la desnazificación" de Ucrania, así como el reconocimiento de la soberanía rusa sobre la península de Crimea, anexionada en 2014, y de la independencia de las repúblicas populares del este ucraniano, además de un estatus neutral de Ucrania con respecto a la OTAN.

Macron: "Lo peor está por llegar"

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, trasladó a su homólogo francés, Emmanuel Macron, que su ofensiva sobre Ucrania va "según lo previsto" y se va a recrudecer a menos que ese país acepte sus condiciones, entre ellas su desmilitarización, indicaron fuentes del Elíseo. La conversación telefónica tuvo lugar a petición de Putin y en ella el líder ruso advirtió de que si los ucranianos no aceptan sus términos por la vía político-diplomática, Rusia los conseguirá por la militar.

No sólo no da muestras de poner fin a la ofensiva, sino que incluso ha avisado de que "ganar tiempo" con negociaciones sólo hará que las autoridades rusas reclamen aún más cosas a Kiev, según el comunicado divulgado por el Kremlin, recogido por las agencias rusas.

El presidente de Rusia ha defendido que sus tropas hacen "todo lo posible" para no provocar víctimas civiles y ha catalogado de "desinformación" las acusaciones llegadas desde Ucrania y que dan cuenta de bombardeos indiscriminados sobre zonas pobladas. Asimismo, se ha ofrecido a garantizar el reparto de ayuda humanitaria. Asimismo, ha negado que sea una "mentira" la lucha contra el nazismo que esgrime para justificar la ofensiva sobre Ucrania y ha reprochado a Macron que Francia no se haya esforzado más para poner en práctica los Acuerdos de Minsk, concebidos para pacificar la región ucraniana del Donbás.

La conversación ha sido larga, de una hora y medio, y no ha calmado los temores de Macron, que ve a Putin decidido a seguir adelante. El mandatario galo cree que el objetivo de Rusia es llegar a controlar toda Ucrania, según fuentes del Elíseo citadas por el diario 'Le Monde'.

El jefe de Estado francés extrajo de ese intercambio telefónico que "lo peor está por llegar", dada la determinación de Putin y su argumento de achacar a Ucrania el desencadenante de su operación por el incumplimiento, a juicio del líder ruso, de los acuerdos de paz de Minsk.

Desde el Elíseo se admitió que aunque la charla fue "tensa" sobre el fondo, el diálogo fue franco y hay intención de mantener el contacto en el futuro porque ambos dirigentes "pueden decirse cosas fuertes sin que la conversación se rompa".

Un millón de refugiados, la mitad niños

El  alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, dijo este jueves en Bucarest que el número refugiados que han huido de Ucrania ha rebasado ya el millón de personas y las llegadas continuarán aumentando "si las acciones militares" no se detienen. De ese millón de refugiados la mitad son niños, según UNICEF, que indicó en un comunicado que el conflicto está teniendo un impacto devastador para los niños ucranianos, con millones de ellos afectados por la violencia, sobre todo ante el aumento de los bombardeos en zonas urbanas.

Los países de la Unión Europea cerraron este jueves un acuerdo político para otorgar una protección temporal a los refugiados que llegan desde Ucrania, que esta mañana eran casi un millón, por medio de una directiva de 2001 que será activada por primera vez. "Acuerdo histórico con ocasión de la reunión de ministros de Interior de la UE. La Unión Europea acordará una protección temporal a los que huyen de la guerra en Ucrania", escribió su cuenta en Twitter el ministro francés, Gérald Darmanin, que ocupa la presidencia semestral del Consejo.

En particular, facilitará a las personas que hayan huido de Ucrania, sea cual sea el Estado miembro donde se encuentren, un permiso de residencia, acceso al mercado laboral y a la vivienda y asistencia médica y social.

La amenaza nuclear como recurso táctico

La posibilidad de usar el armamento nuclear con fines "tácticos" ha surgido por primera vez con claridad en la guerra de Ucrania no ya como una mera amenaza propagandística, sino como un supuesto concreto para desescalar el conflicto.

En este sentido, el jefe de la Delegación de la Unión Europea (UE) en Rusia, Markus Ederer, afirmó este jueves que las autoridades rusas debaten sobre la posibilidad de utilizar armas nucleares de forma “táctica”, con el objetivo de desescalar el conflicto causado por la invasión de Ucrania. “En los círculos correspondientes se debate sobre utilizar armamento nuclear táctico. No es el ‘armaggedon’ nuclear, sino demostrar que si el enemigo continúa sus avances, el armamento nuclear es una opción”, indicó Ederer durante una comparecencia en la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo.

Galería de Imágenes

  • Descripcipoón genérica
    1 / 7

    Suburbio de Kiev golpeados por los bombardeos rusos

  • Descripcipoón genérica
    2 / 7

    Destrucción en Járkov

  • Descripcipoón genérica
    3 / 7

    El centro de Járkov, arrasado tras días de intensos bombardeos

  • Descripcipoón genérica
    4 / 7

    Tanque ruso destruido por las fuerzas ucranianas

  • Descripcipoón genérica
    5 / 7

    Cientos de ucranianos evitan que un convoy ruso tome la central nuclear de Energodar

  • Descripcipoón genérica
    6 / 7

    Kiev prepara barricadas para frenar la entrada de las tropas rusa

  • Descripcipoón genérica
    7 / 7

    Una superviviente del sitio de Leningrado se convierte tras su detención en icono de las protestas en Rusia

Sobre el autor de esta publicación