Guerra en Ucrania

El primer buque con el cereal ucranio parte de Odesa tras el bloqueo ruso

El carguero viaja bajo bandera de Sierra Leona y se dirige al puerto de Trípoli, en el Líbano, con 26.000 toneladas de maíz ucraniano

Razoni, el buque que traslada el cereal ucraniano

Twitter: @OlKubrakovRazoni, el buque que traslada el cereal ucraniano

Un buque cargado de grano ha salido este lunes del puerto ucraniano de Odesa (sur) por primera vez desde el inicio de la guerra en Ucrania, desencadenada el 24 de febrero por la orden de invasión dada por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, según han confirmado las autoridades turcas y ucranianas.

El Ministerio de Defensa turco ha indicado en un comunicado en su cuenta en la red social Twitter que el buque ha iniciado su viaje a las 8.30 horas y ha agregado que irá al puerto libanés de Trípoli, desde donde se dirigirá a Estambul durante la jornada del martes.

Por su parte, el ministro de Infraestructura de Ucrania, Oleksander Kubrakov, ha confirmado en un mensaje en su cuenta en la red social Facebook que "el primer buque con alimentos ucranianos ha salido del puerto de Odesa". El barco es el 'Razoni', con bandera de Sierra Leona.

Así, ha explicado que el buque "viajará a través de un corredor cuya seguridad ha sido confirmada por los socios garantes: Naciones Unidas y Turquía". "Hay 26.000 toneladas de grano ucraniano a bordo", ha señalado, antes de recordar que "Ucrania es el cuarto mayor exportador de grano del mundo, por lo que la posibilidad de exportarlo a través de los puertos es un éxito colosal para garantizar la seguridad alimentaria mundial".

El anuncio llega menos de una semana después de que las autoridades de Turquía inauguraran el centro de coordinación de Estambul para la exportación de grano desde Ucrania, en el marco del acuerdo alcanzado por las autoridades rusas y ucranianas, con la participación de Naciones Unidas.

El acuerdo salió adelante después de que las partes accedieran a un plan auspiciado por la ONU para formar un centro de coordinación en la ciudad de Estambul con el objetivo de llevar a cabo inspecciones conjuntas en las entradas y salidas de los puertos y garantizar la seguridad de las rutas.

En este sentido, está previsto que los barcos crucen el mar Negro hacia el estrecho del Bósforo, en Turquía, donde se encuentra el centro de coordinación conjunto. Dicho centro será el encargado de examinar los barcos que entren en Ucrania para garantizar que no lleven armas o material de combate.

Un "alivio para el mundo"

El gobierno de Ucrania calificó de "alivio para el mundo" el desbloqueo del grano ucraniano. "Es un alivio, especialmente para nuestros amigos de Oriente Medio, Asia y África", apunta el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, a través de su cuenta en Twitter. "Ucrania siempre ha sido un socio fiable y lo seguirá siendo mientras Rusia respete su parte del acuerdo", prosigue el mensaje.

Por su parte, el Kremlin calificó de "positiva" la salida del buque. "En cuanto a la salida del primer barco, es algo positivo", dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria. Peskov agregó que se trata de una "buena oportunidad para poner a prueba los mecanismos" acordados en Estambul por Rusia, Ucrania, Turquía y la ONU.

El primer transporte corresponde al carguero "Razoni", que viaja bajo bandera de Sierra Leona con toneladas de maíz ucraniano. Turquía actúa como verificador del acuerdo suscrito en julio entre Rusia y Ucrania, por separado, y en el que Estambul actuó de valedor junto con Naciones Unidas.

El propósito de acuerdo es posibilitar de nuevo las exportaciones de cereales ucranianos y paliar la crisis alimentaria mundial agravada desde el inicio de la guerra de Ucrania, el pasado febrero.

El inicio de las operaciones se vio dificultado por varios ataques contra el puerto de Odesa, uno de los tres de los que deben partir estos transportes, entre acusaciones de Kiev y la comunidad internacional hacia Rusia de socavar el acuerdo. A ello siguieron varios operativos de desminado de las aguas de esos puertos y nuevas demoras, supervisadas por el centro de control coordinado por Turquía y un equipo integrado por expertos de otros países occidentales.

Sobre el autor de esta publicación