SE CUMPLEN SEIS MESES DE LA GUERRA DE UCRANIA

Ucrania celebra su Día de la Independencia en un ambiente tenso ante el temor a represalias rusas

Vuelve a resurgir el miedo a un nuevo ataque contra la capital cuando se cumplen seis meses del inicio de la invasión rusa

La madre de un oficial del Ejército ucraniano durante su funeral en Lviv

EFELa madre de un oficial del Ejército ucraniano durante su funeral en Lviv

Ucrania ha conmemorado este miércoles su Día de la Independencia en un ambiente tenso, ante el temor a nuevos ataques rusos tras las recientes operaciones en la anexionada península de Crimea y seis meses después del inicio de la invasión rusa.

Tal como había pedido su presidente, Volodímir Zelenski, no hubo grandes celebraciones masivas. Existía el temor a que Rusia estuviera preparando algo "especialmente cruel" para conmemorar el 31 día de la Independencia de la antigua república soviética.

A primera hora de la mañana, Zelenski dirigió un saludo a la nación y aseguró que Ucrania no iniciaría negociaciones por miedo. "¿Cuál es el final de la guerra para nosotros? Antes decíamos: paz. Ahora decimos: victoria. No buscaremos un acuerdo con los terroristas", afirmó el líder ucraniano. Y añadió que su pueblo había "inspirado al mundo entero" con su valor y dado a la humanidad "una nueva esperanza de que la justicia no ha abandonado nuestro cínico mundo para siempre".

El mensaje político

Zelenski se dirigió asimismo de forma virtual al Consejo de Seguridad de la ONU, después de que Moscú no obtuviera el apoyo necesario para evitar su participación. Refiriéndose a la situación de la central nuclear de Zaporiyia, el líder ucraniano pidió de nuevo al Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) que tome "su control permanente" e insistió en que "Rusia debe dejar incondicionalmente el chantaje nuclear y retirarse completamente de la central".

"El futuro del mundo se decide en Ucrania", afirmó Zelenski, para advertir de que si Rusia gana el conflicto, arrastrará a la guerra a otros países. "Nuestra independencia es su seguridad, la seguridad de todo el mundo", subrayó Zelenski.

El presidente ucraniano recibió este mismo miércoles al primer ministro británico, Boris Johnson, de nuevo en Kiev en un viaje sorpresa. Era su tercera visita al país desde el inicio de la invasión rusa, destinada a mostrar el apoyo de su Gobierno a los ucranianos. Johnson anunció la entrega a Ucrania de un paquete adicional de 2.000 drones y misiles de seguimiento, valorados en 64 millones de euros. "Ucrania puede y ganará esta guerra", afirmó Johnson, en un mensaje enviado a través de su cuenta en Twitter.

El mensaje del ciudadano

Mientras en la capital se producían estos encuentros, los habitantes de Leópolis, en el oeste del país, parecían seguir las recomendaciones de su presidente advirtiendo de que los ataques podían producirse en cualquier momento y de que Rusia no necesita ninguna ocasión especial para atacar.

La afluencia en las calles era parecida a la que cualquier otro día de la semana, aunque el número de banderas y camisetas con los colores nacionales de muchos transeúntes indicaban que sí era una jornada especial.

"En este día se siente algo especial. Ahora sabemos mejor cuál es el precio de nuestra libertad e independencia", indicó a Efe uno de los residentes, concentrados cerca del edificio de la administración regional para un pequeño acto simbólico.

Cualquiera podía unirse al acto para pintar una pancarta con los colores de la bandera ucraniana o escribir palabras de agradecimiento y aliento en varias banderas que se enviarían después a las tropas en el frente. Poco después de terminar el acto, sonó una alarma aérea. A lo largo de esta jornada, las alarmas aéreas han sonado con inusitada frecuencia en toda Ucrania.

EFE | Ciudadanos de Leópolis ante un mural con los colores de la bandera ucraniana este miércoles, que conmemora su Día de la Independencia

Solo en Leópolis, las sirenas se habían escuchado hasta cinco veces hasta las 17.00 horas locales. Se informó asimismo de una serie de explosiones contra objetivos de la infraestructura militar de la ciudad de Myrhorod, en el centro de Ucrania. Un misil fue interceptado en la provincia de Cherkasy, mientras que se reportaron explosiones en Jmelnytskyi, una región que rara vez es objeto de los ataques rusos.

El mensaje de los militares

En una poco habitual alocución grabada, un alto cargo militar ucraniano, Valeri Zaluzhny, comparó el sabor de la independencia con el "sabor de la tierra que se te clava en la piel, el sabor de la sangre que llena el aire, el sabor salado de las lágrimas", y dio las gracias a todos los defensores de Ucrania.

El ministro de Defensa, Olexiy Reznikov, afirmó en la televisión que estaba seguro de que Ucrania ganaría la guerra y de que Rusia se desmoronaría en varios Estados separados. Se remitió a unas declaraciones del jefe del Consejo de Seguridad y Defensa, Olexiy Danilov, según el cual presidente ruso, Vladímir Putin, quiere capturar a Ucrania antes de que una nueva generación, "libre de la herencia soviética", aleje al país aún más de Rusia, que "seguramente" se derrumbará en un futuro próximo.

Mientras tanto, el jefe de la Inteligencia Militar de Ucrania, Kyrylo Budánov, aseguró en un maratón informativo de la televisión que el ritmo de la ofensiva rusa ha "disminuido significativamente" debido al agotamiento de sus recursos, así como a su cansancio moral y psicológico.

Rusia: "La campaña va de acuerdo al plan"

Por su parte, Rusia aseguró que las operaciones militares en Ucrania marchan acorde a los planes y que "se cumplirán todos los objetivos", tras seis meses de campaña bélica en el país vecino.

"La operación militar especial se desarrolla tal y como fue planeada y se cumplirán todos los objetivos", declaró el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, en una reunión en Taskent con sus homólogos del Organización de Cooperación de Shanghái (OCS).

Recalcó que Rusia ataca con armas de alta precisión infraestructuras militar y la industria de defensa de Ucrania y "hace todo por evitar víctimas entre la población civil".

"Indudablemente, esto ralentiza el ritmo de la ofensiva, pero lo hacemos conscientemente", dijo Shoigú a sus colegas de la OCS, integrada por China, India, Kazajistán, Kirguistán, Pakistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán. Al mismo tiempo, acusó a las "formaciones armadas ucranianas" de emplear la "táctica de tierra quemada, de violar groseramente las normas internacionales y actuar como terroristas".

Reiteró que la necesidad de defender a la población rusohablante del Donbás, el este de Ucrania, fue la causa que llevó a Rusia al lanzar la campaña militar.

Shoigú denunció que el conflicto en Ucrania se convirtió para Estados Unidos y sus aliados en un pretexto más para desatar una guerra económica e informativa contra Rusia que persigue desgastarla estratégicamente.

"El objetivo declarado de EEUU y sus cómplices es el desgaste estratégico de Rusia para eliminar la competencia y advertir a otros Estados que desarrollan una política independiente", recalcó.

El ministro ruso señaló que Washington "eligió a Ucrania como instrumento de guerra híbrida contra Rusia". "EEUU y sus aliados continúan atiborrando de armas a Ucrania, lo que incrementa el número de víctimas alarga el conflicto", puntualizó.

La UE promete a Kiev apoyo a largo plazo

Coincidiendo con los seis meses del inicio de la guerra, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, han reconocido este miércoles la resistencia del pueblo ucraniano, asegurando que Europa seguirá al lado de Kiev "tanto tiempo como sea necesario".

"Estáis luchando para defender vuestra soberanía y defender vuestra libertad ante una agresión brutal", ha afirmado la jefa del Ejecutivo europeo en un mensaje grabado con motivo del día nacional de Ucrania, que coincide además con el sexto mes de ofensiva militar por parte de Moscú.

En este sentido, ha reconocido que los europeos "nunca podrán igualar los sacrificios" que los ucranianos realizan "cada día", pero, por contra, ha prometido estar "al lado" del país y mantener el respaldo a largo plazo.

Von der Leyen ha destacado el apoyo humanitario, financiero y militar a Kiev durante estos meses y se ha comprometido a acometer el trabajo de reconstrucción del país tras la guerra. "Gracias a vuestro sacrificio, vuestros hijos crecerán en una Ucrania que es libre y justa. Hay mucho que hacer, podemos hacerlo juntos. Europa está con vosotros, ahora y en el largo plazo", ha señalado la conservadora alemana.

Por su lado el presidente del Consejo Europeo ha destacado que ucranianos y europeos tiene un "futuro común". "Queremos apoyaros todo lo que podamos para proteger vuestra unidad territorial, soberanía e independencia. Estamos con vosotros", ha recalcado.

Según Charles Michel, el contexto en el que llega este día nacional en Ucrania perturba un día de celebración. "No es día de desearos un feliz de independencia porque estais sufirendo y luchando, luchando por vuestra tierra, el futuro de vuestro país y vuestros hijos, además de los principios europeos", ha señalado.

Estas palabras de apoyo llegan en plena escalada de precios de la energía en Europa y cuando las consecuencias de la guerra amenazan con romper la unidad europea sobre las sanciones que los Veintisiete aplican a la economía rusa, que de forma indirecta golpean a los propios Estados miembros.