Todas las encuestas apuntan al triunfo de Syriza en Grecia aunque hay un 10% de indecisos

Todas las encuestas siguen apuntando a una victoria de Syriza en las elecciones de este próximo domingo, con una ventaja que oscila entre 4 y 5 puntos, pero apuntan también que hay un importante pocentaje de griegos, en torno al 10, que aún no ha decidido su voto. El líder de Syriza, Alexis Tsipras, pidió hoy en el mitin final de su campaña en Atenas el respaldo del electorado para asegurarse la mayoría absoluta en las elecciones del próximo domingo y devolver así a Grecia "la autonomía en Europa".

syriza-500

Es a ese 10% de indecisos al que se dirigen los dos principales contendientes: Syriza y Nueva Democracia del primer ministro Andonis Samaras.

Según dos sondeos difundidos este jueves, la Coalición de Izquierda Radical (SYRIZA) ha ampliado su ventaja sobre Nueva Democracia a escasos días de las elecciones parlamentarias y ya supera al actual partido gobernante en unos cinco puntos. Una de estas encuestas, realizada por Metron Analysis, sitúa en el 36 por ciento la intención de voto para SYRIZA, frente al 30,7 por ciento de Nueva Democracia. La distancia sube por tanto hasta los 5,3 puntos, siete décimas más que un estudio anterior.

Otro sondeo, de la firma Rass, sitúa la ventaja de SYRIZA en los 4,8 puntos, seis décimas más que las contempladas en una encuesta difundida el miércoles.

Con estos datos, Tsipras se ve ya ganador y en su mitin de cierre de campaña, celebrado en la céntrica plaza Omonia y al que según la policía griega asistieron más de 10.000 personas -el doble de lo que consiguió reunir en las pasadas elecciones europeas- afirmó que a partir del domingo "empieza una nueva era". Una era, dijo, que traerá "no solo una victoria de Syriza sino un triunfo histórico de nuestro pueblo, un pueblo que derrotará el miedo y el dolor y formará una nueva unidad nacional".

El líder de Syriza enumeró algunos de los puntos principales de su programa, como la abolición del polémico impuesto sobre bienes inmuebles en su actual formato, el alivio de la carga fiscal de los ingresos bajos y medios y la restauración del umbral exento de impuestos de 12.000 euros anuales. Además prometió restaurar el salario mínimo en el sector privado en 751 euros, independientemente de la edad, y la paga de Navidad para los pensionistas que cobran menos de 700 euros.

Al final de su intervención, Tsipras llamó al escenario al líder de Podemos, Pablo Iglesias, para fundirse en un abrazo con él. Acto seguido, el líder de esta formación española se acercó al micrófono y se dirigió en griego a los asistentes. "El cambio en Grecia se llama Syriza, en España se llama Podemos. La esperanza llega. Hasta la victoria Syriza-Podemos", exclamó Iglesias, en medio del júbilo de los asistentes.

Sobre el autor de esta publicación