LLUVIAS TORRENCIALES

Suben a cinco los muertos por el deslizamiento de tierra en la isla italiana de Ischia

Las autoridades han decretado el estado de emergencia, así como una dotación de dos millones de euros para ayudar a la región afectada

Suben a cinco los muertos por el deslizamiento de tierra en la isla italiana de Ischia

EFEItalia declara el estado de emergencia tras el corrimiento de tierra en la isla de Ischia

El balance provisional tras el corrimiento de tierra de la madrugada del sábado en la isla italiana de Ischia (sur) ascendió este domingo a cinco muertos tras el hallazgo del cadáver de una mujer, mientras se sigue buscando a nueve desaparecidos, confirmaron a EFE fuentes oficiales.

Este domingo se localizaron cuatro cadáveres, entre estos el de una niña de 5 o 6 años y el de una anciana, mientras que ayer sábado se encontró el de la primera víctima, identificada como Eleonora, de 31 años y que vivía en el lugar con su novio, desaparecido.

La isla de Ischia, frente al Golfo de Nápoles, registró la noche del viernes lluvias torrenciales que provocaron inundaciones y un corrimiento de tierra que arrastró violentamente todo a su paso en la zona del municipio de Casamicciola Terme, en su vertiente norte.

Una parte del monte Epomeo cedió y alcanzó varias casas de la localidad, que están siendo rastreadas con mucho esfuerzo y dificultades por los equipos de emergencia, reforzados con unidades llegadas desde Nápoles, de otros puntos y las Fuerzas Armadas.

Los cadáveres están siendo depositados en el tanatorio del hospital Rizzoli de la cercana localidad de Lacco Ameno, en Ischia.

Los equipos de rescate se afanan en buscar señales de vida en la Vía Celario de Casamicciola, el barrio más perjudicado por el desplome, a los pies de la montaña.

Los desaparecidos de los que no se tiene noticias son "entre 10 y 12", explicó el delegado del Gobierno en Nápoles, Claudio Palomba.

Entre los desaparecidos están los padres de la niña muerta, Gianluca y Valentina, y sus otros dos hijos, según avanzan los medios locales.

Otra familia cuyo paradero se desconoce y que vivía en la zona más damnificada está compuesta por Giovanna y Maurizio y el hijo de ambos, de solo un mes de vida.

Los otros dos desaparecidos son el novio de Eleonora, la primera víctima confirmada, y una mujer de nacionalidad búlgara llamada Nina que vivía en ese barrio y que tampoco ha sido localizada.

En la búsqueda se están usando perros para rastrear señales de vida bajo los escombros, mientras un barco de la Guardia Costera busca la costa, donde fueron arrastrados numerosos coches y hasta autobuses.