Crisis política en Italia

Salvini y Berlusconi dan por roto el pacto de coalición con Draghi y acercan a Italia a nuevas elecciones

La derecha italiana saldría extremadamente beneficiada de unos posibles comicios en otoño, en particular los Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, que actualmente encabeza las encuestas

Matteo Salvini, Giorgia Meloni y Silvio Berlusconi

EUROPA PRESSMatteo Salvini, Giorgia Meloni y Silvio Berlusconi

La derecha política italiana representada en La Liga y Forza Italia ha dado por roto este domingo el pacto de coalición con el primer ministro del país, Mario Draghi, en un indicio de que el próximo miércoles podrían quedar anunciadas las nuevas elecciones tras la dimisión no aceptada del jefe del Gobierno italiano por falta de apoyos en una votación de ayudas contra la inflación.

En un comunicado conjunto tras una reunión en Cerdeña, Matteo Salvini y Silvio Berlusconi descartaron la posibilidad de que los dos partidos permanezcan en la coalición de gobierno, que incluía al Movimiento 5 Estrellas, después de que Draghi dejara claro que no liderará un nuevo gobierno que no incluya a esta última formación.

Draghi anunció esta semana su dimisión al considerar que "la mayoría de la unidad nacional que ha apoyado al Gobierno desde su creación se ha ido", tras la ausencia del hasta ahora compañero de coalición Movimiento 5 Estrellas en la votación de un paquete de ayudas en el Senado, con lo que "el pacto de confianza que subyace a la acción de Gobierno ha fracasado". El presidente de la República, Sergio Matarella, se negó a aceptar la renuncia.

Salvini y Berlusconi confirman en este sentido que tanto la Liga como Forza Italia "descartan la posibilidad de seguir gobernando con el M5S por su incompetencia y falta de fiabilidad", según un comunicado recogido por Il Messaggero.

Así, ambos dirigentes "con el habitual sentido de la responsabilidad, acordaron esperar la evolución de la situación política, dispuestos en cualquier caso a someterse al juicio de los ciudadanos incluso a muy corto plazo", en referencia a los comicios.

La derecha italiana saldría extremadamente beneficiada de unas posibles elecciones en otoño, en particular la nacionalista Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, que actualmente encabeza las encuestas y es el único partido importante que no respalda a Draghi.

Diversas fuentes de los partidos han confirmado que se han lanzado los preparativos para una posible contienda electoral que se celebraría el 25 de septiembre, según el líder del Partido Democrático, Enrico Letta, uno de los principales defensores de la continuidad de Draghi.

El próximo hito en este complejo proceso político será el miércoles, cuando Draghi comparecerá ante el Parlamento a petición del presidente, Sergio Mattarella, para evaluar los apoyos y, llegado el caso, convocar los comicios.

Sobre el autor de esta publicación