Rusia no se siente intimidada por el aumento de la presencia militar de EEUU en Europa

Moscú ve el ingreso de Finlandia y Suecia a la Alianza como un factor "particularmente desestabilizador"

La CIA dice que no hay pruebas que respalden que Putin sufra una enfermedad grave

AgenciasLa CIA dice que no hay pruebas que respalden que Putin sufra una enfermedad grave

Rusia aseguró este miércoles que no está intimidada por el aumento de la presencia militar de EEUU en varios países de Europa, al tiempo que recalcó que el Estado ruso no se quedará de brazos cruzados y garantizará la seguridad de los rusos al 100 %.

"Creo que quienes proponen estas decisiones tienen la ilusión de que podrán intimidar a Rusia, contenerla de alguna manera. No tendrán éxito", declaró el viceministro de Exteriores, Serguéi Riabkov, a los medios rusos, según la agencia RIA Nóvosti.

Indicó que la seguridad de los países en los que aparecerán contingentes estadounidenses adicionales no se fortalecerá, sino que la perspectiva de estabilización se alejará. "Los riesgos aumentarán. Nosotros, como se dice, no nos quedaremos de brazos cruzados. Tenemos las capacidades y los recursos. La seguridad será garantizada al 100 %", recalcó.

EEUU anunció este miércoles en la cumbre de la OTAN en Madrid el aumento de su presencia militar en Europa, en concreto en seis países -Polonia, Rumanía, España, Italia, el Reino Unido y Alemania, además de la región "báltica", en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

El presidente estadounidense, Joe Biden, reveló que EEUU va a establecer un cuartel general permanente del Cuerpo Quinto del Ejército en Polonia y que va mantener una brigada rotatoria adicional en Rumanía, con 5.000 uniformados estadounidenses en Rumanía. En concreto, el país posicionará un equipo de combate de brigada adicional en territorio rumano.

Asimismo, Washington va a mandar dos barcos destructores más a la base naval de Rota, en el sur de España, lo que aumentará a seis la cifra de embarcaciones estadounidenses de este tipo desplegadas en dicha base.

Más tarde, la Casa Blanca detalló en un comunicado que "incrementará" los despliegues rotatorios, con blindados, aviación, defensa aérea y fuerzas de operaciones especiales, "para reforzar la seguridad en el Báltico".

En el Reino Unido, EEUU reforzará la presencia de cazabombarderos de quinta generación, los más sofisticados que existen en la actualidad, con la localización de dos escuadrones de F-35 en Lakenheath.

En paralelo, situará en Alemania una brigada de artillería de defensa aérea, un batallón de defensa aérea de corto rango y una brigada de ingeniería con unos 625 soldados en total; mientras, en Italia, ubicará una batería de defensas antiaéreas, con 65 militares.

Sobre Finlandia y Suecia

Moscú ve con malos ojos también el ingreso de Finlandia y Suecia a la OTAN, ya que considera la ampliación de la Alianza Atlántica como un factor "particularmente desestabilizador", declaró Riabkov.

"Nuestra posición es conocida, no cambia, consideramos la ampliación de la Alianza Atlántica como un factor particularmente desestabilizador a nivel internacional" y Moscú tiene una actitud "negativa" con respecto a la entrada de Suecia y Finlandia en la organización, señaló a medios rusos, según la agencia oficial TASS.

Riabkov indicó que el ingreso de Suecia y Finlandia en la OTAN "no añade seguridad ni a quienes se amplían y a quienes ingresan, ni al resto de los países que ven a la Alianza como una amenaza".

El viceministro también se refirió al hecho de que los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza adoptaron el Concepto Estratégico de Madrid, que guiará sus acciones en la próxima década y define a Rusia como la principal amenaza para la seguridad transatlántica. "La cumbre en Madrid consolida el curso de este bloque hacia la contención agresiva de Rusia. Esto no incide en modo alguno en nuestra política, garantizaremos nuestra seguridad al cien por ciento en cualquier caso", dijo.

Riabkov señaló que las intenciones de la OTAN de declarar a Rusia como una amenaza "no tiene ninguna relación con la realidad". "Es justamente la alianza la que representa una amenaza para nosotros", señaló. Sin embargo, insistió en que Rusia hará todo "para que nuestra seguridad y la seguridad de nuestros aliados se garantice independientemente de cualquier oleada de ampliaciones".

"Consideramos que el rumbo de la Alianza Atlántica es irresponsable y destruye la arquitectura (de la seguridad) europea", estimó.

El diplomático ruso señaló que los países de la OTAN, incluyendo Suecia y Finlandia, que aspiran a ingresar en la Alianza, ceden a Estados Unidos parte de su soberanía en materia de defensa. "Tengo grandes dudas respecto hasta qué punto serán tranquilos los próximos tiempos para nuestros vecinos del norte. A fin de cuentas ellos ceden a Washington parte de su soberanía en materia de política exterior y de defensa", indicó.

Riabkov lamentó que en Europa se vuelvan más frecuentes "las conversaciones sobre la solidaridad euroatlántica con la que se encubren las intenciones agresivas de la Alianza respecto a Rusia".

El ingreso de Suecia y Finlandia a la OTAN, anteriormente bloqueado por Turquía, se hizo posible tras el acuerdo alcanzado la víspera entre los tres países, en los que Estocolmo y Helsinki se comprometieron a no apoyar a las milicias kurdas YPG, consideradas terroristas por Ankara.

Sobre el autor de esta publicación