Rusia amenaza a Londres con ser la primera capital bombardeada fuera de Ucrania

Un diputado de la Duma asegura que los 'anglosajones son la amenaza del mundo' y confirma que atacarían a países de la OTAN en caso de ampliarse el conflicto

Putin Rusia

EFEPutin Rusia

El diputado ruso Andrey Gurulyov, político de la Duma estatal de Rusia, un hombre cercano a Vladimir Putin, afirmó en el programa de debate del canal estatal Rossiya 1, que Londres sería la primera ciudad del mundo que bombardearían fuera de Ucrania.

Según el Daily Mail, que se ha hecho eco de estas declaraciones, la primera capital europea que sería bombardeada en una supuesta III Guerra Mundial sería la capital de Reino Unido, Londres, un dato con el que desde Rusia se viene rumoreando desde el inicio de la guerra en Ucrania.

Hace semanas, en este mismo programa, ya se amenazó a Europa con el tiempo que tardarían las tropas rusas en destruir las principales capitales como Berlín, París o Londres, que en ningún caso superarían los cuatro minutos.

Estas amenazas llegan después de que Lituania, país miembro de la OTAN, haya decidido bloquear los bienes procedentes de Kaliningrado, el G7 amenace con bloquear las exportaciones de oro ruso o, después de que Ucrania haya sido aceptada como candidata a formar parte de la Unión Europea.

Invadir la OTAN

Gurulyov cree que la única forma de evitar los bloqueos es invadir los países de la OTAN, lo que irremediablemente desencadenaría en la III Guerra Mundial.

Y es que el artículo 5 del Tratado de la OTAN permite a las partes decidir sobre su asistencia, desde “medidas diplomáticas” hasta “contramedidas armadas”. Pero, según el Tratado de la Unión Europea, los Estados miembros están obligados a prestar “ayuda y asistencia por todos los medios a su alcance”.

También el artículo 5 establece que “las Partes acuerdan que un ataque armado contra una o más de ellas, que tenga lugar en Europa o en América del Norte, será considerado como un ataque dirigido contra todas ellas”.

El diputado ruso declaró todo un plan de acción por fases, “destruiremos todo el grupo de satélites espaciales del enemigo durante la primera operación aérea. A nadie le importará si son estadounidenses o británicos, los veríamos a todos como la OTAN. Segundo, mitigaremos todo el sistema de defensa antimisiles, en todas partes y al 100%”, dijo.

“Tercero, ciertamente no partiremos de Varsovia, París o Berlín. La primera en ser atacada será Londres. Está muy claro que la amenaza para el mundo proviene de los anglosajones”, añadió.

“Como parte de la operación para destruir sitios de importancia crítica, se cortará el suministro de energía a Europa occidental y se inmovilizará. Todos los sitios de suministro de energía serán destruidos. Y en la tercera etapa, veremos lo que los EE UU le dirán a Europa occidental sobre continuar su lucha en el frío, sin alimentos ni electricidad”, prosiguió.

Me pregunto cómo Estados Unidos logrará mantenerse al margen. Este es el plan aproximado, y deliberadamente dejo de lado ciertos momentos porque no son para ser discutidos en la televisión”, amenazó Gurulyov.

Atacar a los que donan armas

Yury Shvytkin, vicepresidente del comité de defensa de Rusia, afirmó al medio Lenta.ru, que “hay que entender que debemos reaccionar con dureza. En mi opinión, también debemos reaccionar ante los países que suministran armas”, dijo Shvytkin.

El principal centro de decisión es la embajada de Estados Unidos. Mi postura es que hay que destruir el barrio gubernamental de Kiev, hay que destruir los puntos relevantes. “No nos quedaremos de brazos cruzados ante este desaguisado. Mientras nos abofetean en una mejilla, no pondremos la otra”, añade Shvytkin.

Tanto Gurulyov como Shvytkin han seguido amenazando las fronteras europeas al asegurar que las fronteras de Rumanía, Hungría y Polonia también están en peligro e, incluso, han fantaseado una vez más con la opción de bombardear Alemania después de Londres.

Sobre el autor de esta publicación